Bachelet se reúne con activistas cubanos en el ocaso de su puesto en la ONU

Bachelet dejará de ser Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en septiembre próximo y en medio de críticas por no denunciar las violaciones en China
Bachelet con Hamlet Lavastida, Bruguera, Larrinaga y Alain Espinosa. Foto: Cadal
 

Reproduce este artículo

Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), se reunió este martes con activistas cubanos a favor de la democracia, tras confirmar que dejará su cargo en septiembre próximo y en medio de críticas por no denunciar las violaciones en China.

La expresidenta chilena de izquierda recibió al artista y exprisionero político Hamlet Lavastida; a la artista y profesora Tania Bruguera; a la presidenta de la Red Femenina de Cuba y miembro de otras ONG de derechos humanos, Elena Larrinaga; y al abogado Alain Espinosa, del grupo de asistencia legal gratuita a perseguidos políticos Cubalex.

Según el Centro para la Apertura y el Desarrollo de America Latina (Cadal), el encuentro ocurrió en el marco de una reunión con las organizaciones Civil Rights Defenders, Race and Equality, Human Rights Watch, PEN International, la red Artists at Risk Connection y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

“Dialogamos con Bachelet sobre las violaciones de DDHH en Cuba. El rol de la oficina del Alto Comisionado de la ONU es el restablecimiento de la vigencia de los derechos humanos”, afirmó Cadal en Twitter.

La organización con sede en argentina agregó en un hilo: “Valoramos este intercambio donde también participaron Tania Bruguera, Alain Espinosa, Elena Larrinaga y Hamlet Lavastida. Defendamos los derechos humanos en Cuba. No seamos cómplices”.

En septiembre de 2021 Bachelet obvió a Cuba en la actualización global sobre violaciones de derechos humanos en el mundo, a dos meses del levantamiento popular del 11J que sumó cientos de detenidos a una lista de presos políticos que supera las 1000 personas, según las ONG Justicia 11J y Prisioners Defenders. El informe de Bachelet no mencionó ni una sola vez al régimen de la isla.

De esta forma la Alta Comisionada de Derechos Humanos ignoró la petición de Human Rights Watch sobre mencionar al régimen de La Habana en la actualización global de violaciones de derechos humanos.

Este lunes 13 de junio Bachelet confirmó en Ginebra que no aspirará a un segundo período como Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, cargo que ejerce desde 2018. La expresidenta de Chile, que indicó motivos personales, no renovará su mandato tras ser duramente criticada por su visita en mayo a Xinjiang, China, donde según Estados Unidos las autoridades manipularon y limitaron una evaluación completa sobre los abusos generalizados por el Partido Comunista, informó la televisora France 24.

“La negativa de Michelle Bachelet a denunciar los crímenes de lesa humanidad del gobierno chino ha traicionado a incontables víctimas y sobrevivientes”, denunció, por su parte, Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional. “Pedimos a Michelle Bachelet que concluya su mandato actuando con la valentía y los principios que requiere el cargo de alta comisionada”.

La prestigiosa organización agregó en un comunicado difundido este lunes, que “si no adopta medidas de inmediato, la incapacidad de Michelle Bachelet para aguantar la presión política de China será una parte fundamental de su legado”.