Periodista cubano cumple 850 días con prohibición de salida del país
El Instituto Patmos, tiene hasta el momento una lista con más de 200 ciudadanos "regulados"
Periodista cubano cumple 850 días con prohibición de salida del país

El periodista cubano Osmel Ramírez cumplió este lunes 850 días "regulado", es decir, con prohibición de salida del país.

Ramírez declaró al medio donde trabaja, Diario de Cuba, que "estoy preso en mi isla por ser periodista independiente y abogar por la democracia en Cuba. Ese es mi crimen".

El reportero comentó que para permitirle viajar la Seguridad del Estado le exige que firme documentos donde se comprometa a no oponerse al régimen, y estos agentes lo filmarían mientras lo hiciera, e incluso con testigos presentes.

"No he aceptado ni he llegado a leer el supuesto compromiso, y hace un año que no me citan para intentar convencerme", agregó.

 

 

En junio de 2017, Ramírez viajó a España para asistir a una reunión editorial, y a partir de su regreso, la Seguridad del Estado comenzó un asedio mucho mayor contra él, según contó a ADN Cuba.

En noviembre de ese mismo año quiso viajar a Colombia, y en el aeropuerto supo que se encontraba “regulado”, el eufemismo de las autoridades migratorias cubanas para referirse a quienes el gobierno le prohíbe salir del país.

Cuando Osmel buscó información, le dijeron que había sido regulado justo después de un registro que se le practicó en su vivienda y un arresto de tres días. En algún momento le dijeron que la medida podía ser “por dos años”, pero que igual podría ser “indefinida”.

En octubre pasado, el canciller del régimen cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, se mostró muy nervioso tras cuestionamientos que le hizo un periodista de la agencia AP sobre las personas críticas con el gobierno que se encuentran "reguladas".

Casi tartamudeando, el ministro respondió: "No lo sé, habría que conocer caso por caso".

"Las regulaciones migratorias cubanas son muy similares a las de cualquier país y cualquier política migratoria moderna, que establecen toda una serie de figuras en ley que restringen la salida del país a personas que conocen información clasificada, es decir, cargos anteriores en el gobierno, etcétera, a personas que están sometidas a procesos judiciales, en fin hay toda una serie de figuras que están reguladas en la ley”, agregó Rodríguez.

La organización independiente Cubalex, entre 2016 y 2018, contabilizó 243 restricciones de la movilidad externa, 515 de la movilidad interna y 24 regulaciones migratorias en trámites como solicitud o prórroga de pasaportes. En 2019, 11 periodistas de los monitoreados por esta organización no pueden salir del país por este tipo de represalias gubernamentales.

Por su parte, el Instituto Patmos, tiene hasta el momento una lista con más de 200 ciudadanos "regulados".

De acuerdo con las leyes vigentes, las autoridades migratorias pueden impedir la emisión, prórroga o renovación del pasaporte, o la salida del país, a cualquier ciudadano cubano y en cualquier momento, entre otros casos, si consideran que existe un abstracto “interés público” para ello.

La mayoría de los opositores, activistas y reporteros a los que se les impide salir del país, no poseen una causa penal pendiente en tribunales de la isla. Y en algunos casos, los activistas que han tenido “causas penales" alegan que se trata de casos fabricados y carentes de toda garantía procesal.