William Levy enamora presumiendo sus canas

El guapo actor cubano empieza a lucir las canas y no le restan nada de encanto. Todo lo contrario
Levy
 

Reproduce este artículo

El guapo actor cubano William Levy empieza a lucir sus canas, propias de la edad y no le restan nada de encanto. Todo lo contrario. El artista ha hecho de ella parte de su nuevo atractivo.

A través de un video en Instagram, el cubano se dejó ver con una gorra, una camiseta blanca y un vistoso reloj. Pero todo ello cedió protagonismo ante el gris de su barba. Por estos días el cubano presume de su madurez y de su estabilidad familiar.

A finales de octubre, Levy confirmaba el buen estado de su relación con su pareja y madre de sus hijos, la actriz Elizabeth Guitérrez. La pareja volvió a posar junta y lo hicieron con una sesión divertidísima.

Para sorpresa de sus seguidores, la famosa pareja reveló su intimidad en un baño público. Las sonrisas entre ambos reflejaban su complicidad. “Yup, él hasta va al baño conmigo”, precisó entonces la mexicana junto a las fotos.

Las fotos se suman a una nueva colección de recuerdos de la pareja, que semanas atrás asistieron a la entrega de los Premios Billboard, de los que William fue presentador junto a Gaby Espino y Maite Perroni, una de las actrices con la que se rumoreó había tenido un affair.

En la gala de los Latin Billboard 2021 en Miami, el cubano tuvo un romántico gesto con Gutiérrez que los fans notaron de inmediato y descartaron así los rumores de un posible distanciamiento entre ellos.

Por si fuera poco han vivido juntos el regreso al béisbol de su hijo, luego de un accidente en 2020, el deporte que le gusta y practicaba. Christopher Alexander Levy, regresó a los terrenos de béisbol, un año después de un terrible accidente que lo dejara sin caminar durante varios meses y sometido a cirugías y terapia.

“Mi corazón está repleto de gratitud y felicidad. Te amo mi niño”, agregaba su madre en las redes sociales con el video de la jugada del adolescente. El cubano también reaccionó a la vuelta de su benjamín a los estadios y agradeció a Dios por ello.