"En Cuba no se puede ser dirigente sin el marxismo", asegura funcionaria del régimen

Ronquillo por su parte tuvo que reconocer que en ocasiones, el socialismo y sus modelos, "hizo que los individuos sirvieran al Estado y no al revés"
Funcionaria del régimen
 

Reproduce este artículo

Norma Rodríguez, presidenta del Consejo Nacional de Artes Plásticas, aseguró este miércoles que en la isla " no se puede ser dirigente sin el marxismo".

Según reportó Cubaperiodistas, estas palabras fueron expresadas por Rodríguez en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba de La Habana, con la presencia también del presidente de la UPEC, Ricardo Ronquillo; y de José Ernesto Nováez, miembro de la Dirección Nacional de la AHS.

"No se trata de que los cuadros intermedios y el pueblo cumplan lo que están proponiendo los líderes, sino de cómo los líderes son capaces de escuchar las necesidades del pueblo", agregó la funcionaria del régimen.

Ronquillo por su parte tuvo que reconocer que en ocasiones, el socialismo y sus modelos, "hizo que los individuos sirvieran al Estado y no al revés". Claro, sin mencionar el caso Cuba.

El dirigente de la UPEC realizó fuertes críticas a Stalin y su forma de conducir el estado soviético. "La burocracia soviética secuestró el poder del Estado y se convirtió de clase en sí,  en clase para sí", agregó.

Por último dijo que "de lo que se trata es que el socialismo gobierne con el pueblo y no para el pueblo y que al frente de las instituciones hayan líderes y no jefes, porque el liderazgo no es lo mismo que la jefatura".

 

 

Bajo estas consignas es que el gobierno cubano aplica la discriminación ideológica contra aquellas personas que cuestionan su legitimidad.

Precisamente, el 30 de agosto, un grupo de profesores universitarios y ciudadanos cubanos dirigieron una carta abierta al régimen, publicada por EL Toque, para manifestar su “rechazo a que el derecho universal a la educación, al trabajo y la protección contra toda forma de discriminación consagradas en la Constitución cubana, se continúen violando en las universidades del país con cada persona expulsada de las mismas por razones políticas”.

Catorce académicos cubanos con diferentes grados científicos fueron los primeros firmantes del documento, que denuncia el silencio del gobierno ante el artículo “Ser profesor universitario”, firmado por la viceministra de Educación Superior, Martha Mesa Valenciano,  (publicado en el sitio oficial del MES y republicado por el portal Cubadebate) que consideran una “abierta apología a la discriminación.”.

El texto de la viceministra Mesa Valenciano fue apoyado públicamente por instituciones como la Universidad de Camagüey y, también por la rectora de la Universidad de Oriente.

El texto completo de la carta y la lista de firmantes puede ser consultado en una petición en la plataforma de ciberactivismo Chgange. org, que busca sensibilizar a la opinión pública sobre la discriminación en las Universidades cubanas.