"Poseedores de CUC no serán afectados" por unificación monetaria, anuncia Gobierno

“Los poseedores de CUC no serán afectados” cuando ocurra la unificación cambiaria, declaró hoy el viceprimer ministro y ministro de Economía, Alejandro Gil, en entrevista concedida al diario oficialista Granma.

“El ordenamiento monetario se encuentra en fase avanzada de estudio y aprobación, y se confirma la integralidad del proceso y su complejidad. Además, ratificamos que se garantizarán los depósitos bancarios; así como el efectivo en manos de la población, y todas las medidas serán oportunamente informadas al pueblo”, agregó el titular.

Según dijo, la reacción del mercado formal e informal ante la apertura de las tiendas en divisa no se justifica, en referencia a la devaluación del CUC por la aparición del dólar en la economía. A su juicio, el dólar no circula en las calles y está confinado a un sector específico del mercado; no se puede hablar de una dolarización de la economía. Además, los poseedores de CUC no tendrán afectación.

Sobre las nuevas tiendas, explicó que “la medida ha tenido una buena acogida y ha venido a resolver un problema que teníamos en cuanto a la captación de divisas. Y como todas las decisiones que estamos adoptando en la economía, va a favor de la unificación monetaria y cambiaria”.

La captación de divisas a través de esas tiendas y otras vías va orientada a la financiación de la industria. El objetivo, en palabras del ministro, es aumentar la producción de bienes en Cuba.

“En este 2020 debemos tener mayor presencia de surtidos, con un nivel superior de integración de la industria nacional, sobre todo de partes y piezas de las familias automotrices y de los electrodomésticos”, especificó.

No podía faltar el tono victorioso. “No haber retrocedido, a pesar de las fuertes restricciones que nos han acompañado, es la definición más exacta de 2019”, fue la forma de conjunto en que periodista y ministros calificaron el magro crecimiento de alrededor del 0,5% del PIB en 2019.

“La Comisión Económica para América Latina y el Caribe ha hecho una estimación de crecimiento económico para la región en el orden del 0,1 % en 2019. A nosotros nos pronostican un 0,5 %. Estamos haciendo los cálculos finales y debemos estar por esos niveles”.

Para 2020 el panorama no será mucho mejor: se espera un 1% de crecimiento, producto, claro está, de las sanciones de Estados Unidos.