Llevan a un cubano preso por burlarse de la gobernadora de Camagüey con un meme
Detienen a activista de la UNPACU por burlarse en redes de la gobernadora de Camagüey. El régimen está tan loco que considera que un meme es una amenaza
Llevan a un cubano preso por burlarse de la gobernadora de Camagüey con un meme
 

Reproduce este artículo

El régimen está asustado y hasta el sentido del humor, tan característico del cubano, le pone en alerta. José Luis Acosta Cortellón, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Camagüey está detenido, desde el pasado lunes, por burlarse en las redes de la gobernadora de esa provincia.

“Se armó la gorda” dirían por ahí, lo cierto es que ni espacio para la parodia quieren dejarnos. Acosta Cortellón está acusado, según publicó Radio Televisión Martí, de “amenazar en las redes sociales a una funcionaria pública y a la Seguridad del Estado”, como si un ciudadano común pudiese amenazar a la cúspide todopoderosa de este país.

Hasta el momento, por palabras de Marisol Cobas, del Partido Libertario, se sabe que el paradero del activista es desconocido. Sin embargo, los oficiales del Ministerio del Interior le dijeron que tenía un proceso pendiente por amenazar a Yoseily Góngora López, quien ostenta el cargo de gobernadora de Camagüey. 

"Es por una publicación que hizo en forma de broma, donde decía que la gobernadora estaba tan gorda que estaba buena para hacerla bisteces y darle comida la pueblo hambriento", afirmó Cobas.

 Además, el otro delito construido contra Acosta Cortellón es la supuesta amenaza a la Seguridad del Estado: "También lo están acusando de amenazas a agentes de la seguridad del estado por una publicación que hizo con una escopeta de perle, pero ellos dicen que él está incitando al pueblo a tomar las armas en contra de ellos", declaró la activista.

El sobrepeso de la gobernadora más joven del país ha sido tema reciente de memes y críticas. La escasez de alimentos y la carestía generalizada en Cuba hace que muchos se pregunten de dónde ella obtuvo esas “no pocas” libras.

Desde su aparición el 4 de julio de 2019, el régimen ha usado el Decreto Ley 370 o Ley Mordaza contra las opiniones diferentes o que disienten del sistema político imperante en la Isla. Varios cubanos, no solo activistas y reporteros independientes, han sufrido la aplicación de multas de 3 mil pesos y el decomiso de equipos y medios de trabajo por la publicar y denunciar en redes a la dictadura.

Una denuncia contra el Decreto Ley 370 de Cuba ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas ya está en curso, según comunicó el presidente de Prisioners Defenders (PD), Javier Larrondo. La denuncia fue presentada el 8 de junio de 2020, ya ha sido recepcionada por el Alto Comisionado de la ONU y esperan resolución en un período inferior a 4 meses.

Esta ONG recabó 33 casos, por medio de entrevistas, traslado de documentación probatoria, grabaciones, imágenes y finalmente un formulario online que tipificaría ciertos aspectos de las violaciones.

El 4 de julio de 2019 el número 45 de la Gaceta Oficial de Cuba publicó el Decreto Ley 370, el cual establece un amplio control por parte del gobierno sobre internet.

Específicamente el inciso i del artículo 68 dice que considera una contravención asociada a las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) "difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas".