Autoridades prohiben la salida del país a jóvenes talentos del béisbol cubano

Un reportaje de Francys Romero en la revista independiente cubana El Estornudo asegura que las autoridades cubanas han impedido la salida del país de algunos talentos del béisbol menores de edad.

Uno de ellos es Dyan Yamel Jorge Hernández, jugador de cuadro de 15 años, quien representó a Cuba en el pasado Campeonato Mundial Sub-15, celebrado en Panamá entre 10 de y 19 de agosto de 2018. El habilidoso campocorto promedió en el torneo para .269, con dos dobles y tres impulsadas.

El 15 de mayo de 2019, Hernández intentó marcharse del país junto a su padre. En el Aeropuerto Internacional "Ignacio Agramonte" de Camagüey fue notificado de que su salida no era posible. Estaba "regulado".

"Le dijeron que estaba bloqueado. Primero porque era interés del INDER (Instituto Nacional de Deportes y Recreación). Y luego esgrimieron que estaba bloqueado por la Seguridad del Estado", confirmó a El Estornudo una persona cercana a la familia del jugador habanero.

Los padres de Hernández reclamaron ante las autoridades, pero no han obtenido respuesta.

A otro prospecto habanero, Frank David González Cuellar, quien bateó .348 en el mismo torneo de Panamá, también se le negó la salida del país por vías legales. González Cuellar terminó en el cuarto puesto entre los mejores impulsadores del Mundial (10).

El lanzador derecho Eccel Willian Correa Viamonte (1-0, 2.10 PCL en 6.2 innings durante el Mundial en Panamá) también está en la lista de "regulados", junto al tunero, de 17 años, Luis Antonio Pérez Hemminges.

¿Tiene sustento legal esta práctica que impide a menores de edad salir del país junto a sus padres?, se pregunta el medio independiente cubano. ¿Por qué algunos prospectos sí viajan y a otros se les prohíbe la salida?

El Estornudo intentó obtener declaraciones al respecto de representantes del INDER y la Federación, sin éxito. En particular, Rudens Tembrás, director de Jit y jefe de prensa oficioso del INDER, ignoró una comunicación directa del medio independiente.

Muchos de los jóvenes prospectos del béisbol cubano han emigrado a la República Dominicana para firmar un contrato profesional y luego tratar de entrar a las Ligas Menores del béisbol profesional norteamericano. El objetivo es pisar alguna vez un terreno de Grandes Ligas.

De los 20 integrantes del equipo Cuba campeón Sub-15 en Iwaki, Japón, 2016, al menos 13 salieron de la isla en un lapso de 18 meses. Entre los más conocidos están Víctor Mesa Jr., Franny Cobos y Malcom Núñez, quienes ahora pertenecen a organizaciones de la MLB.

"Parece imposible diseñar un plan efectivo para detener tal éxodo cuando compites contra muchos miles y, en ocasiones, millones de dólares. Y cuando compites además contra la intrínseca inoperancia de un béisbol nacional sin brújula", dice Romero.

En apenas cinco años, 11 de 20 peloteros han emigrado junto a sus padres, tras salir campeones del Mundo en Sinaloa, México, 2014. Algunos de ellos firmaron contratos millonarios: Adrián Morejón, con los Padres de San Diego, o Lázaro Armenteros, con los Atléticos de Oakland.

Por lo pronto, no parece que vayan a disminuir estas regulaciones absurdas y violatorias de la libertad de movimiento de los deportistas cubanos. Menos luego que la semana pasada el comisionado nacional de béisbol y ex lanzador de los equipos nacionales, Yovani Aragón, fuera sustituido por un ex primer secretario del Partido Comunista en el municipio especial Isla la Juventud, un "cuadro político" sin mayor experiencia en el mundo del deporte.