Goya viaja a La Habana

Desde la pared de la sala 64 del Museo del Prado, directo al Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba. Y con el Autorretrato pintado por el de Fuendetodos en 1815 viaja parte de la pinacoteca madrileña por primera vez a Cuba. Ciertamente han debido transcurrir los 200 años en la vida del museo y 500 desde que se fundara la capital cubana para que confluyan ambas historias. Pero esta no será solamente la vez primera en que una obra del Prado visite La Habana. La efeméride que conmemora el onomástico de la ciudad, también llevará a los Reyes de España por primera vez y de visita oficial a la isla.

Según informa el diario español El país, el director del Museo de Bellas Artes de Cuba, Jorge Fernández, se mostró bastante  satisfecho de que esta idea que parecía utópica, se haya materializado. La instancia fue fruto de una charla con el embajador de España en Cuba, una oportunidad única para que los habaneros puedan disfrutar de una pintura de Goya durante un mes, del 13 de noviembre al 13 de diciembre.

Dicha oportunidad se considera una importante colaboración con la institución cultural más importante de España y de las más importantes de Europa. Hasta la fecha solo grabados de este artista habían viajado a la isla.

El museo de La Habana, de carácter enciclopédico, alberga más de 49.000 piezas, de las cuales casi 3.000 están expuestas. Las mismas van desde tablillas con escritura cuneiforme o alguna escultura griega hasta arte contemporáneo cubano entre los que se encuentra el reconocido  Wifredo Lam. El museo cubano alberga además obras del taller de los Della Robbia, de Constable, de Zurbarán, ukiyo-e (grabados japoneses) o Sorollas, éste último con la colección de obras europeas más numerosas es la española, sin embargo Goya no está representado.