Fallece en Miami el actor cubano Evelio Taillacq

El actor cubano Evelio Taillacq falleció el jueves a los 67 años en el University of Miami Hospital, víctima de un cáncer de páncreas.

Al momento de su deceso estaba rodeado de sus amigos más cercanos.

Taillacq nació el 11 de enero de 1952 en el poblado de Falcón, Las Villas. Formado en la Universidad de La Habana, donde se licenció en Historia del Arte, y en la Escuela de Artes Escénicas del Instituto Cubano de Radio y Televisión, se dio a conocer en la televisión de la isla como figura central de El rojo y el negro, Las ilusiones perdidas y Crimen y castigo, entre otros espacios dramatizados y programas de radio.

Taillacq abandonó la Isla en 1980, como parte del éxodo del Mariel.

En el exilio, desarrolló una intensa actividad como actor, animador, locutor, productor, novelista y periodista de radio, televisión y prensa escrita tanto en Miami como Puerto Rico.

Entre los espacios más recordados figuran El Show de Evelio Taillacq, Cine Millonario, ambos de Telemundo, y los programas de la televisión puertorriqueña Mucho Gusto (PBS), Gózatelo al mediodía y La gran noche de Hello WAPA.

En la emisora miamense Radio Mambí condujo las revistas ¡Qué cosa más dura!, con la desaparecida comediante Normita Suárez, y De todo con Evelio Taillacq. También fue copresentador de Noticias 23, junto a Leticia Callava, corresponsal en Europa de de la cadena Univision y colaborador de Radio Nacional de España.

“Yo me escapé de Cuba para pensar, decir y hacer lo que quisiera porque allí era imposible”, confesó Taillacq en una entrevista con El Nuevo Herald en el 2013, tras recordar que cuando llegó a Miami repartió flores, limpió oficinas y trabajó en un 7-Eleven mientras luchaba por alcanzar sus sueños.

Como actor de teatro, participó en los montajes de La libertad prestada, su debut teatral en Miami, La noche de los asesinos, Falsa Alarma y La última parada, entre otras obras. Su pasión por el teatro lo llevó fundar, dirigir e impartir clases de actuación en el extinto Centro Dramático Antonin Artaud y hasta comprar una sala, "La Danza", que tuvo que cerrar por problemas económicos.

Taillacq también es autor de las novelas Endiablado deseo y La Habana de los mil demonios.

“Ha sido una pérdida tremenda. Evelio fue uno de los primeros amigos que tuve en este medio. Fuimos la pareja de El rojo y el negro, aquella novela que lo lanzó al estrellato en Cuba”, recordó la actriz Susana Pérez. “Era un gran amante de la cultura cubana. Siempre me impresionó su sinceridad y su afán por aprender”.