La famosa youtuber colombiana, Cirle Tatis denuncia racismo en Cuba
Famosa youtuber colombiana Cirle Tatis denuncia el racismo en Cuba y hace un llamado de atención sobre el racismo que aún persiste en el continente.
 

Reproduce este artículo


La youtuber y activista anti-racismo colombiana Cirle Tatis, conocida por su exitoso canal en Youtube "Pelo Bueno", ha compartido con sus seguidores en redes sociales varios episodios de racismo que padeció durante su último viaje a Cuba.

"Ya en otras publicaciones conté todo lo que me gustó de Cuba y seguro me quedan un par de publicaciones más, pero en esta relataré acontecimientos no gratos con el único ánimo de poner sobre la mesa temas y realidades que se deben abordar y aceptar para poder transformarlas", dijo.

Tatis cuenta que el primer lugar que visitó en la isla fue Viñales, y allí la recibió un señor muy amable, que al verla con sus amigas le preguntó si eran cubanas.

Al decir que eran colombianas "percibí un suspiro como de alivio pero imaginé que tener colombianas en casa lo hacía feliz. Pasaron un par de días y sentados en la terraza, él y yo, él manifiesta- sin yo preguntar- que cuando llegamos y nos vio no le alegró porque imaginaba que éramos cubanas. Yo casi me voy de boca de la impresión. ¿Cómo un cubano no quiere cubanos en su casa?, pensé".

Luego el señor le respondió que el problema es que los cubanos "no respetan, dañan todo, son escandalosos, no me gustan", dijo.

También le dijo, la noche antes de irse a Trinidad, que "si las mulatas colombianas son como ustedes, entonces son muy bellas".

Cirle Tatis respondió: "Sí, las negras colombianas somos bellas".

 

A su vez, el hombre le dijo que no se llamara a sí misma de esa forma tan fea, 'negra', que ella era una mulata bella.

Ya en Trinidad, Cirle, quien lidera el movimiento Pelo Bueno en Cartagena, cuenta haber sido blanco de miradas y burlas porque andaba con su novio blanco de la mano.

"Yo no quería empelicularme con vainas raciales, no quería pensar en eso, quería bajar el puño por esos días y disfrutar de Cuba. Adelanto que no lo logré.

La activista también cuenta los problemas que tuvo en un resort 5 estrellas en Cayo Guillermo.

En el restaurante del hotel, los meseros "daban un trato cordial a los hombres blancos en la mesa, a mí y a la acompañante de nuestro otro amigo -él blanco, ella negra- nos trataron con desdén, y mucha descortesía".

"Yo estaba ahí pagando exactamente lo mismo que ellos, hombres blancos y europeos, pero yo no merecía un trato digno. Ni un solo día fue diferente", sostuvo.

 

Cirle relató que la última noche también fue víctima de un episodio penoso en el restaurante: "Pedí que por favor me regalaran unas aceitunas, una chica muy amable me ayudó y mientras otro de sus compañeros las buscaba ella aprovechó para preguntarme de qué parte de Cuba era. Al escuchar mi respuesta ella abrió la boca y soltó una carcajada: "¡viste! y aquí en el restaurante estaban diciendo que tú eras de esas cubanas que salen del país y cuando regresan cambian el acento para darse "aires".

Luego le preguntaron si "el señor" que la acompañaba era su pareja.

"Mi novio tiene 38 años, yo 30, no podría ser mi papá, nos agarramos de la mano y nos tratamos como cualquier otra pareja, ¿si no era mi pareja entonces qué podía ser? ¿mi cliente? No pregunté nada de eso, sonreí atónita, recogí mis aceitunas y me fui entendiendo por qué recibí un trato tan hostil y nada cordial durante esos días".

 

"No todos las negras somos cubanas y no todas las cubanas con un hombre blanco al lado son putas. Y aún siéndolo, merecen un trato digno y respetuoso", dijo.

Tatis se quejó incluso con el director del hotel, que se mostró apenado.

Con esta historia sobre sus desafortunadas vacaciones cubanas, Cirle Tatis pretende hacer un llamado de atención por el problema de racismo que aún persiste en el continente, incluso en países como cuba, que dicen haberlo erradicado.


"La persecución por el color de piel no se da sólo cuando te persiguen en un centro comercial pensando que vas a robar, o cuando te raptan y sacan de tu territorio para venderte como esclavo, la persecución o discriminación por tu color de piel y fenotipo (lo menciono porque alguien me escribió que en Cuba no te perseguían por tu color de piel) está ahí, latente, viva, cuando no puedes entrar a un lugar porque eres cubano o porque eres negro", escribe.

"Trascender y hablar mas allá del pelo, empezar a hablar de derechos y de dignidad , del racismo estructural que opera en nuestros países, de la desigualdad social que se apoya en imaginarios raciales para mantener a unos arribas y otros abajo, es urgente", concluye la activista.

En Cuba la colombiana, que maneja el canal de YoutubePelo Bueno”, también realizó una charla en la Casa de África, de La Habana, donde habló sobre sus experiencias como influencer, su trabajo contra el racismo, las técnicas para llevar el cabello rizo, y la reivindicación de derechos de las comunidades negras.

 


Tatis tiene más de 137 000 suscriptores en Youtube y publica con frecuencia videos para eliminar el estigma sobre el pelo afro y enseñar a las mujeres a lucir su cabello con belleza y orgullo. Ha ganado el Premio a la Afrocolombiana del Año en la categoría Sector Social que otorga el diario El Espectador y ha sido invitada a impartir conversatorios en diferentes foros en Colombia y otros países.

La activista también ha realizado giras por varias regiones de Colombia para romper las barreras racistas que imponen el “blanqueamiento” de la piel o el uso de productos para alisar el cabello con el fin de acceder a mejores puestos de trabajo o alcanzar una mayor posición en la escala social.