Artistas cubanos abordan tema de la migración en importantes exposiciones internacionales

La migración, la inmigración y el desplazamiento de personas se han convertido en temas fundamentales para varios artistas cubanos presentes en foros internacionales. Tania Bruguera, Reynier Leyva Novo, y otros importantes artistas cubanos se han incorporado a ese interés y diálogo global sobre temas migratorios, aportando sus perspectivas sobre el tema en importantes foros internacionales.

Después del Día Mundial de los Refugiados, que se celebró el pasado jueves 20 de junio, la Colección Phillips en Washington, DC, abrió The Warmth of Other Suns: Stories of Global Displacement (El calor de otros soles: historias de desplazamiento global).

Curada por Massimiliano Gioni y Natalie Bell del New Museum en Nueva York, la exposición reúne obras de unos 75 artistas históricos y contemporáneos, incluida Bruguera, cuyos proyectos a largo plazo a menudo se centran en temas relacionados con la migración.

Entre los acercamientos de Bruguera a estos problemas se encuentra Movimiento Inmigrante Internacional (2010–2015), un proyecto a largo plazo en forma de un movimiento sociopolítico iniciado por artistas.

Bruguera pasó un año administrando un espacio comunitario en el vecindario multinacional y transnacional de Corona, Queens, que sirvió como sede del movimiento. El proyecto continuó durante varios años y aún continúa en una forma modificada, con el sitio web manteniendo un calendario de eventos comunitarios actuales y futuros.

Otro proyecto que aborda los temas de la migración y el desplazamiento es The Francis Effect (actualmente en curso). Presentado como una obra de performance para la exposición del Museo Guggenheim Under the Same Sun: Art from Latin America Today (Bajo el mismo sol: Arte de América Latina hoy), involucró a Bruguera y sus asociados, que intentaron obtener 10,000 firmas pidiendo al Papa Francisco que otorgue la ciudadanía de la Ciudad del Vaticano a los inmigrantes.

Un mes después del cierre de la exposición Phillips Collection, Bruguera participará en una segunda exposición relacionada con la migración: When Home Won’t Let You Stay: Migration Through Contemporary Art (Cuando el hogar no te permita permanecer migración a través del arte contemporáneo), que se inaugurará el 23 de octubre en el ICA Boston.

La obra de Bruguera que Bruguera ha presentado para esta exposición es Dignity Has No Nationality (La dignidad no tiene nacionalidad, 2017). Hecho como parte del proyecto de Creative Time titulado Pledges of Allegiance (Promesas de lealtad), la bandera de Bruguera representa el imagen y la frase utilizada en The Francis Effect.

When Home Won’t Let You Stay se presenta del 23 de octubre hasta el 26 de enero en el ICA Boston.

Pero Bruguera no es lo único artista cubano que trata los temas de migración, inmigración y desplazamiento. En el Cranbrook Art Museum en Bloomfield Hills, Michigan, al noroeste de Detroit, se presenta la exposición Landlord Colors: On Art, Economy, and Materiality enfocada en cinco escenas de arte durante períodos de agitación política, incluida Cuba desde el colapso de la Unión Soviética.

Landlord Colors: On Art, Economy, and Materiality from Cranbrook Art Museum on Vimeo.

Bruguera se encuentra entre los diez artistas cubanos que figuran en la exposición, pero gran parte de la atención se ha centrado en Reynier Leyva Novo, cuyo proyecto Sin título (Inmigrantes) (2019), es una alfombra de trapo del tamaño de una pared, unida por una docena de trabajadores cubanos, a partir de la ropa que usaron unos 80 inmigrantes al cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Otros artistas cubanos presentes en Landlord Colors incluyen a Belkis Ayón, Yoan Capote, Elizabet Cerviño, Julio Llópiz-Casal, Eduardo Ponjuán, Wilfredo Prieto, Diana Fonseca Quiñones y Ezequiel O. Suárez. La muestra, que se inauguró el pasado sábado, se extenderá hasta el 6 de octubre.

También el dúo artístico Atelier Morales (los artistas cubanos Juan Luis Morales y Teresa Ayuso), con sede en París, acaban de inaugurar una exposición donde reinterpretan una de las rutas comerciales más antiguas del mundo desde la perspectiva del siglo XXI. The New Silk Roads: Space, Time and Existence presenta una serie de obras líricas que combinan fotografías a gran escala con dibujos y pinturas.

El viaje del dúo los llevó a través de Rusia, China, Uzbekistán, Azerbaiyán y varios otros países. Coincidiendo con la Bienal de Venecia, The New Silk Roads fue organizada por Global Forum Resources y se podrá ver en el Palazzo Bembo en Venecia hasta el 24 de noviembre.