Cubano deportado de EEUU cuenta su historia entre lágrimas
Las autoridades migratorias de Estados Unidos deportaron el pasado viernes a 119 cubanos en un solo vuelo a La Habana, el segundo gran grupo repatriado durante el gobierno de Donald Trump
Cubano deportado de EEUU cuenta su historia entre lágrimas
 

Reproduce este artículo

El cubano Dariel León contó entre lágrimas lo difícil que ha sido llegar a la isla luego de ser deportado de Estados Unidos.

En declaraciones a Univisión, León contó que el vuelo llegó el pasado viernes a las 2 de la tarde y los tuvieron retenidos en el Aeropuerto Internacional "José Martí" durante tres horas aproximadamente.

"Ni se imagina la gente de Estados Unidos por el problema psicológico que pasan muchos. La mayoría se olvida, pero yo no me olvido. Nadie sabe que no duermo, que no como, todo lo que pasé. Un cubano que siempre ayudó en el camino a la gente. Primero que todo soy humano y me gusta ayudar", dijo Dariel entre lágrimas.

 

 

Las autoridades migratorias de Estados Unidos deportaron a 119 cubanos en un solo vuelo a La Habana, el segundo gran grupo repatriado durante el gobierno de Donald Trump, informó este martes el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Néstor Yglesias, portavoz del ICE, señaló a EFE que los inmigrantes fueron deportados el viernes pasado, sin dar más detalles.

En septiembre pasado fueron deportados en otro vuelo 120 cubanos como parte de un acuerdo firmado durante los últimos días de la presidencia de Barack Obama (2009-2017) por el cual la isla se comprometía a recibir a los repatriados.

ICE detalló entonces que se trataba del “mayor” grupo expulsado del país bajo dicha declaración conjunta, firmada el 12 de enero de 2017.

“Estados Unidos (…) deportará a la República de Cuba, y la República de Cuba (…) recibirá de vuelta a todos los ciudadanos cubanos que (…) Estados Unidos considere que han intentado ingresar o permanecer en ese país de manera irregular”, señala la declaración de 2017.

En esa fecha, Obama canceló además la política “pies mojados/pies secos” decretada en 1995, mediante la cual los cubanos que tocaban territorio estadounidense eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y podían quedarse en el país e incluso obtener residencia permanente, mientras que los otros eran deportados a la Isla.

Poco antes de la eliminación de ese beneficio, en el Estrecho de Florida se registró un inusual arribo de migrantes provenientes de ese país, en vista de que muchos anticiparon el fin de “pies mojados/pies secos”, ola migratoria que ha decaído en los últimos años.

Tras la cancelación de la política, el cruce de los llamados “balseros” se redujo notablemente y se volvieron más inusuales, pero este año son cada vez son más frecuentes las interceptaciones de cubanos en el Estrecho de Florida.