Artistas cubanos promueven boicot de la Bienal de La Habana

Artistas dentro y fuera de la isla buscan sensibilizar a sus colegas con la represión en la isla promoviendo el boicot del evento de artes visuales más importante de Cuba.
Bienal-Artistas-Boicot.jpg
 

Reproduce este artículo

Artistas cubanos dentro y fuera de la isla promueven el boicot de la 14 Bienal de La Habana, a la que señalan como un intento por lavar la cara del régimen, manchada por la persecución a figuras clave de la cultura nacional.

Coco Fusco, una de las promotoras de la iniciativa “No a la Bienal de La Habana”, explicó en redes sociales las razones del rechazo al evento de artes visuales más importante de Cuba, organizado por el Estado.

“Ayuden a concienciar sobre la crítica situación en Cuba: cientos de artistas y activistas están encarcelados sin juicio, se han promulgado nuevas leyes que criminalizan las publicaciones en las redes sociales y aumentan las amenazas de represalia contra los ciudadanos cubanos que exigen ejercer su derecho constitucional en la protesta pacífica el 15 de noviembre. Este año di NO”, convocó la artista en redes sociales.

Los artistas Tania Bruguera, Marcos Castillo, Ángel Delgado, Sandra Ceballos, Alexis Leyva Novo, Luis Trápaga, Juliana Rabelo, Yulier P, Paquito D'Rivera, el curador Rafael Díaz Casas, entre otros, se han sumado al boicot.

Castillo dijo en Instagram que no le gustaban los boicots contra eventos culturales, pero la actitud de la “dictadura” lo obligaba a sumarse. “Las cárceles cubanas están llenas de manifestantes pacíficos, opositores, artistas e intelectuales”, declaró en Instagram.

Mientras, la curadora Solveig Font expresó: “las instituciones culturales cubanas quieren aparentar que aquí no ha pasado nada y continuar con la Bienal de la Habana, intentando silenciar u ocultar a los artistas y creadores presos (…). Insto a los artistas, intelectuales, críticos y teóricos invitados a informarse sobre esta situación del arte y los artistas en Cuba antes de apoyar las instituciones cubanas”.

En un intento de desacreditar la campaña, el viceministro de Cultura Fernando Rojas declaró que los promotores eran pocos y calificó sus denuncias de “esquizofrénicas”.

"En realidad son pocos los que se dejan presionar. Y los que presionan son antisistema que igualan sorprendentemente al agredido con el agresor. Pura esquizofrenia. Claro, porque no se fijan en los escasos resultados profesionales de los promoventes del ataque a la Bienal popular", escribió en Twitter.

Los organizadores del evento publicaron la víspera las razones por las cuales la Bienal sería austera —los recursos deben priorizar la lucha contra la Covid-19—, pero ante críticas de artistas independientes, decidieron bloquear la posibilidad de hacer comentarios a su publicación en Facebook.