Jueza cubana condenó a manifestantes del 11J y a opositores en Primavera Negra

Según la página Represores Cubanos, Padrón Canals fue la jueza ponente en los juicios celebrados en febrero de 2022 contra manifestantes del 11J en el barrio habanero de La Güinera
Según la página Represores Cubanos, Padrón Canals fue la jueza ponente en los juicios celebrados en febrero de 2022 contra manifestantes del 11J en el barrio habanero de La Güinera
 

Reproduce este artículo

La jueza Gladys María Padrón Canals, presidenta de la Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal de La Habana, dictó sentencias contra manifestantes del 11 de julio de 2021 y anteriormente contra opositores de la llamada Primavera Negra.

Se trata de una funcionaria del régimen trayectoria contra la oposición de la Isla.

Según la página Represores Cubanos, Padrón Canals fue la jueza ponente en los juicios celebrados en febrero de 2022 contra manifestantes del 11J en el barrio habanero de La Güinera, del Expediente de Fase Preparatoria 143. En ese proceso 32 personas recibieron sentencias de entre diez y 25 años de privación de libertad.

En marzo pasado el régimen cubano sentenció a los manifestantes antigubernamentales en la Esquina de Toyo y La Güinera, en La Habana, a penas de hasta 30 años de cárcel, según información publicada en marzo por el Tribunal Supremo Popular.

En total 128 personas fueron condenadas por las protestas del 11 y 12 de julio en los mencionados barrios, donde se produjeron choques con las fuerzas policiales tras la represión ordenada por el presidente Díaz-Canel contra las manifestaciones.

En los casos de Dayron Martín Rodríguez y Miguel Páez Estiven las condenas ascienden a 30 años de cárcel, mientras que para Wilmer Moreno Suárez serían 26 años tras las rejas.

Según publicó el medio Yucabyte, Padrón Canals en dicha sentencia catalogó al 11J como 'un fatídico día' y culpó a los acusados de hacerle "el juego a todos aquellos que en el exterior del país abogan por el derrocamiento de la Revolución Cubana".

Además formó parte de los jueces cubanos que fueron entrenados por las autoridades judiciales en Rusia.

La jueza de 43 años, con residencia en el municipio Boyeros, también participó en los procesos penales contra el rapero Denis Solís González, condenado a ocho meses de prisión; y posteriormente contra Luis Robles, quien recibió una sentencia de cinco años de cárcel.

Rechazó solicitudes del procedimiento de habeas corpus presentadas en favor de los activistas Denis Solís, Félix Modesto Valdés, Nancy Vera, Luis Ángel Cuba, Yuisan Cancio, Katherine Bisquet, Camila Lobón, Yamilka Latifa, Anyelo Troya, Néstor González y Camila Acosta.

Pero su trayectoria de complicidad con el régimen de La Habana se remonta a 2003, en el contexto de la llamada Primavera Negra.

Según el sitio StudyLibfue una de las juezas que dictó sentencia contra los opositores Ángel Moya, Óscar Eliás Biscet, Orlando Fundora Álvarez, Miguel Valdés Tamayo, Pedro Pablo Álvarez Ramos y Carmelo Agustín Fernández, parte del 'Grupo de los 75', sancionados a penas entre 15 y 25 años de cárcel.

En los últimos meses medios de comunicación y organizaciones independientes han identificado a decenas de jueces y fiscales cubanos implicados en las condenas de manifestantes del 11J.