Cuba subirá los exiguos salarios estatales para impulsar la economía en apuros

El Gobierno de Cuba anunció este jueves un incremento de los bajos salarios estatales y las pensiones que beneficiará a más de 2,7 millones de personas, dentro de un grupo de medidas para impulsar la economía del país, que enfrenta la crisis más grave en las últimas dos décadas.
 

El incremento sitúa el salario mínimo en 400 pesos (equivalentes a 16,6 dólares), mientras que el salario medio mensual por trabajador se eleva desde 767 pesos cubanos (unos 30,6 dólares) a 1.067 pesos (44,4 dólares).


El presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, explicó en una reunión del Consejo de Ministros que las nuevas medidas responden a la opinión de la población, planteamientos de la Central de Trabajadores de Cuba (sindicato único) y a los problemas que afronta la economía del país, agravados por la política "hostil" del Gobierno de los Estados Unidos.


"No es el incremento salarial final al que vamos, pero es bastante significativo para las condiciones en las que estamos", señaló el gobernante, según una nota divulgada en el informativo que trasmite la televisión estatal en horario estelar.


Díaz-Canel indicó que "el propósito es que esta decisión comience a aplicarse en el salario correspondiente al mes de julio, para que antes de concluir el verano los trabajadores reciban los primeros beneficios".


Asimismo subrayó que la intención del conjunto de medidas es "potenciar" el desarrollo del país y "hacer frente a la compleja situación de los momentos actuales", aunque aclaró que "todas no se pondrán en marcha de inmediato, pues precisan de más análisis y trabajo".


El incremento salarial anunciado este jueves se refiere a los salarios en pesos cubanos, pero en Cuba esa moneda convive con el peso convertible (CUC), la moneda fuerte, paritaria con el dólar y equivalente a 24 CUP según la tasa abierta de cambio oficial.


Esta dualidad monetaria genera fuertes distorsiones en la economía debido a la convivencia de distintas tasas de cambio y merma de forma importante la capacidad adquisitiva de los trabajadores que cobran en CUP, dado que buena parte de los bienes y servicios se ofertan en CUC.


En la misma reunión ministerial, el titular cubano de Economía, Alejandro Gil, precisó que la medida "comprende a 1.470.736 trabajadores de los organismos de la Administración Central del Estado, los órganos locales del Poder Popular, las organizaciones y asociaciones, y tiene un costo estimado anual de 7.050 millones de pesos".


En el caso de la seguridad social indicó que se tuvieron en cuenta los incrementos realizados en noviembre de 2018 a la pensión mínima, que se mantiene en 242 pesos (10,08 dólares).


Gil indicó que el resto de las personas que en ese momento no recibieron ningún aumento y perciben pensiones inferiores a 500 pesos (20,8 dólares), ahora serán beneficiados con las nuevas medidas, lo que favorece a 1,2 millones de personas con un costo estimado anual de 700 millones de pesos (29,1 millones de dólares).


El salario promedio en un empleo estatal, sector que agrupa a la mayoría de la población activa en la isla -de economía planificada- con más de 4,4 millones de trabajadores, apenas llega a los 30 dólares mensuales.


La dificultad de los trabajadores cubanos para subsistir con los bajos salarios estatales frente a los elevados precios de los productos básicos en la isla, la mayoría importados, fue uno de los temas más recurrentes durante los debates populares sobre la reforma de la Constitución aprobada en febrero pasado.


Esa preocupación también fue reconocida durante el último congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, único sindicato legal) celebrado en abril pasado, en que se abogó por la aplicación de una reforma salarial en el país caribeño.


En esencia, el ministro de Economía dijo que las nuevas disposiciones aún por detallar buscan entre otros objetivos defender la producción nacional, diversificar e incrementar exportaciones, sustituir importaciones, fomentar encadenamientos productivos y potenciar la empresa estatal.


Las nuevas medidas incluyen también la aplicación de un impuesto del 2,5 % a los trabajadores que obtengan ingresos mensuales de hasta 500 pesos y de un 5 % a los que reciban salarios superiores a 500 pesos, según explicó la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños.

Tags