Banco Central prorroga hasta diciembre cambio de CUC a pesos cubanos

Los pesos convertibles (CUC) comenzaron a dejar de circular en Cuba el 1 de enero de 2021 con la llamada Tarea Ordenamiento.
CUC
 

Reproduce este artículo

El Banco Central de Cuba (BCC) prorrogó este 31 de marzo la vigencia de las cuentas en pesos cubanos convertibles (CUC) y los plazos para cambiarlas a pesos cubanos hasta el próximo 28 de diciembre.

Según la Resolución 74, “las cuentas en pesos convertibles de ahorro a la vista, depósitos a plazos fijos y certificados de depósitos de las personas naturales se mantendrán en esa moneda. Durante ese plazo el titular podrá decidir si convierte la cuenta a pesos cubanos u opta por el certificado de depósito en divisas”, precisó el BCC a través de Twitter.

Las personas que se encuentren cumpliendo misión en el exterior, a cuyas cuentas bancarias se les aplica la bonificación del 30 por ciento para la compra en establecimientos comerciales, podrán solicitar, desde la cuenta en pesos cubanos, convertir total o parcialmente el saldo que tenían al cierre de diciembre de 2020 en sus cuentas en pesos convertibles, a un certificado de depósitos en divisas.

El BCC señala además que se admitirá el apoderamiento, en los casos que el titular de la cuenta bancaria se encuentre en el exterior, para convertir el saldo total o parcial de las cuentas en pesos convertibles de ahorro a la vista, depósitos a plazos fijos y certificados de depósitos en divisas, siempre que se acredite la representación mediante Poder Notarial Especial.

Los pesos convertibles (CUC) comenzaron a dejar de circular en Cuba el 1 de enero de 2021 con la llamada Tarea Ordenamiento. Sin embargo, el Gobierno extendió por varios meses la recogida de billetes, así como las cuentas en esa moneda.

El CUC comenzó a circular en la isla a partir de 2004 en sustitución del uso del dólar, que durante 11 años se utilizó en la compra de bienes y servicios desde que fuera despenalizada su tenencia en 1993.

La dolarización de la economía cubana fue una de las medidas gubernamentales para sortear la dura crisis económica que los cubanos llaman Período Especial.