Rapsodia para Lezama: un documental de Carlos Y. Rodríguez
Este documental constituye un homenaje para uno de los grandes autores de la literatura cubana y de las letras hispánicas, José Lezama Lima
Rapsodia para Lezama: un documental de Carlos Y. Rodríguez
 

Reproduce este artículo

...seguro, fajado por dios entra el poderoso mulo en el abismo.
                                                                                                                                      José Lezama Lima

 

Uno de los documentales menos conocidos del realizador de Televisión Serrana Carlos Y. Rodríguez es Rapsodia para Lezama. Este documental constituye un homenaje para uno de los grandes autores de la literatura cubana y de las letras hispánicas, José Lezama Lima.

Con una estructura que apela al documental de observación y teniendo como leitmotiv el poema Rapsodia para el mulo, se va armando un discurso que parte del poema para discursar sobre el animal más utilizado como vía de transporte en la Sierra Maestra, como herramienta de trabajo, siendo uno con el hombre, con el campesino, que dedica cada instante a cuidarlo, embellecerlo, y sentir en la piel propia los latidos del corazón del animal como suyo propio.

En la primera escena del documental pudiera quedar definida la tesis del mismo; un primerísimo plano de las manos de un campesino que tejen unos adornos de colores para embellecer al animal (mulo), que a su vez le sirve de transporte y de instrumento de trabajo, nos dan la idea de todo lo que veremos a través del metraje: una simbiosis perfecta entre hombre y animal.

Teniendo en ocasiones la propia voz de Lezama como apoyatura o extensión del poema en imágenes, Rapsodia para el mulo conmueve por el intenso lirismo y el poderoso drama que narra. Una historia que tiene al mulo de la Sierra Maestra como centro del conflicto, pero más que conflicto deviene en homenaje de todos los hombres y su labor abnegada, silenciosa, a la misión que dios y la propia naturaleza le han otorgado.

La fotografía de Luis Guevara Polanco privilegia los primerísimos planos y los grandes planos generales. La fotografía juega un rol protagónico en el documental, ya que establece un interesante contrapunteo entre lo intimista y la belleza de la naturaleza de la Sierra Maestra.

El discurso de la observación, o sea, la pura contemplación le sirve al realizador para que la cámara se muestre protagonista del día a día de los hombres de la Sierra,  sobre todo del transporte mular como vía para la carga pesada de alimentos, papel que juega durante la recogida del café el mulo, transporte necesario para trasladar sacos pesados de café. Una de las escenas más conmovedoras del documental es cuando durante la recogida un campesino se nos muestra exhausto tras el esfuerzo realizado, la cámara nos muestra el ojo del animal mirando con fijeza al hombre, como sintiendo en propia piel ese cansancio que por siglos les ha sido obligado soportar.

Rapsodia para Lezama también discursa sobre el peligro y la labor de los campesinos de la Sierra Maestra, que transitan junto al transporte mular por desfiladeros, así como el poema describe en palabras, nos lo muestran las imágenes junto al abismo, como a ese espejo al que ambos (animal/ hombre) se enfrentan en el camino diario al cumplimiento de su misión. 

La utilización del poema de Lezama como paratexto refuerza la belleza del documental, hasta lo filoso de la historia, la misión silenciosa del mulo, la del campesino, la del propio poeta, que en algún momento se hace partícipe de la angustia y el cansancio del protagonista del poema. Así las imágenes forman un texto único para que sea el homenaje el signo que identifique al documental.

Rapsodia para Lezama es un bellísimo documento fílmico con trasfondo humanista, que tiene en la belleza de lo narrado un poderoso signo, que connota ese aliento poético del poema de Lezama. El hombre y el animal como protagonistas de una misma historia, y el mulo en el abismo en su diaria empresa de servir al hombre en los lugares más intrincados de la Sierra Maestra. 

Banda sonora ecléctica que también nos traduce el sentir y la emoción de cada escena y de la historia de estos hombres anónimos, que junto a los mulos son artífices de tarea noble y sublime por qué no, para hacer una labor de servicio a la comunidad, que se traduce en otras palabras en amor y bienestar, en amor también del hombre al animal, en su protección, cuidado, en ese día a día que hace de ambos un mismo ser.