Justicia y libertad centran la última sesión de negociación en Nicaragua
Ya hay avances en el tema de la liberación de los "presos políticos", debido a que el Comité de la Cruz Roja Internacional está conciliando las listas de ambas partes.
Justicia y libertad centran la última sesión de negociación en Nicaragua
 

Justicia y libertad son los temas que centran este miércoles la última sesión de las negociaciones para superar la crisis de Nicaragua, según un plazo establecido por el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.


El representante de la Alianza, Juan Sebastián Chamorro, afirmó que durante la jornada discutirán una propuesta sobre justicia presentada por el Gobierno, así como la lista final de "presos políticos" que serían liberados por el Ejecutivo.


Antes del inicio de la jornada de negociaciones Chamorro criticó la propuesta del Gobierno sobre justicia, que consideró "vergonzosa, sin contenido".


"Nosotros buscamos justicia para los familiares de las víctimas y realmente lo que recibimos de parte del Gobierno fue una burla", sostuvo Chamorro sin dar más detalles de la misma.


El representante de la Alianza afirmó que sí hay avances en el tema de la liberación de los "presos políticos", debido a que el Comité de la Cruz Roja Internacional ya está conciliando las listas de ambas partes, que oscilan entre alrededor de 800 y 340.


Sin embargo, reiteró su escepticismo sobre la voluntad del Gobierno en cumplir el compromiso de liberar a todos en un plazo de 90 días a partir del 20 de marzo pasado.


La Alianza además insistirá en la inclusión de garantes internacionales, en este caso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), para asegurar que el Gobierno cumpla sus compromisos, no obstante hasta ahora no se ha llegado a un acuerdo sobre el tema.


Las negociaciones entre el Gobierno y la oposición se iniciaron el 27 de febrero pasado en sustitución del diálogo nacional que el presidente Daniel Ortega abandonó de forma unilateral en julio pasado.


Dichas negociaciones tenían como fecha tope original el 28 de marzo, pero esta fue extendida hasta este 3 de abril.


Aunque el viernes pasado las partes acordaron respetar la Constitución de Nicaragua en lo referido a los derechos humanos de libertad de manifestación, reunión, movilización y prensa, el Gobierno agredió a un grupo de manifestantes y periodistas un día después, con saldo de varios detenidos y heridos de bala.


La crisis que sufre Nicaragua ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la CIDH, aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.


La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes de "lesa humanidad".


La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.