Skip to main content

Desgarrador: Madre cubana pide ayuda para saber si su hija está en una morgue de Florida

Amarilys Malagón Pérez tenía solo 26 años cuando salió de la isla en una embarcación rumbo a Florida en medio del huracán Ian

Image
Madre cubana pide ayuda entre lágrimas
Montaje ADN Cuba | Madre cubana pide ayuda entre lágrimas

Actualizado: 19 October, 2022

 

Miriam Pérez, una madre cubana de Boca de Cajío, en Güira de Melena, pidió ayuda a través de la televisora de Miami  AmericaTeVe, para que las autoridades de Florida permitan que un familiar cercano verifique si el cuerpo que está en la morgue es el de su hija Amarilys Malagón Pérez, de solo 26 años.

Según contó la madre, la joven salió de la isla a finales de septiembre con la idea de llegar a la Florida, pero el viaje se prolongó por contratiempos, entonces, ya cerca de los Estados Unidos los sorprendió el huracán Ian y el bote, donde iban otras 26 personas, colapsó.

Apenas cuatro balseros consiguieron tocar tierra y otros pocos fueron rescatados en el mar por los guardafronteras. La mayoría de los migrantes se ahogaron y todavía algunos se encuentran desaparecidos. Una morgue del condado de Monroe señala que el cuerpo de Amarilys está allí, pero se requiere que sea identificado y su madre no puede hacerlo.

“Me llamaron desde una morgue para decirme que está allí, pero no dejan identificar el cuerpo, no dejan que yo mande mi adn, no dejan que mi sobrino la identifique, dicen que es ella como si la conocieran o fueran familia de ella”, explicó Miriam Pérez, que está al cuidado del niño que dejó su hija en Cuba.

La madre señaló, entre lágrimas, que no ha perdido la esperanza de encontrar a su hija con vida y que ya le han pedido varios autorizos para que su sobrino la identifique, pero que no acaban de concederle el permiso.

“Ayúdenme, por favor, que ustedes son madres y son padres y deben saber lo que se siente al perder un hijo y no poder estar cerca, ni ir a identificarlos”, concluyó.

 Miriam Pérez declaró que si en verdad se tratara de su hija, ella quisiera repatriar el cuerpo a la isla, pero en AmericaTeVe señalan que, tanto el reconocimiento de los cuerpos como las repatriaciones de los cadáveres a Cuba, son sumamente costosos para los familiares en la isla, incluso para quienes se encuentran en EE.UU.

A inicios de octubre, la guardia costera de Estados Unidos suspendió la búsqueda de las 16 personas que todavía se reportaban como desaparecidas tras el naufragio. Un poco antes se había reportado el hallazgo de dos cadáveres relacionados con el accidente: uno, cerca de Ocean Edge Marina y el segundo, en el canal de Boca Chica.