Skip to main content

Salazar pide a Administración Biden que cubanos con I-220A puedan acogerse a Ley de Ajuste

Según dijo Salazar, el permiso "no termina en nada" ya que luego esas personas no pueden obtener su residencia por la Ley de Ajuste Cubano

Image
Congresista María Elvira Salazar.
Twitter | Congresista María Elvira Salazar.

Actualizado: Tue, 05/02/2023 - 08:06

La congresista republicana María Elvira Salazar está en conversaciones con la Administración Biden para que los miles de cubanos con permiso I-220A en EE. UU. puedan acogerse a la Ley de Ajuste y se termine su limbo migratorio.

Según dijo Salazar en un video difundido en Twitter, dicho permiso "no termina en nada" ya que luego esas personas no pueden obtener su residencia a través de la Ley de Ajuste Cubano.

"Entraron y cuando se les acaba el permiso ya no saben qué van a hacer porque no tienen un camino seguro", añadió.

Por lo anterior, la representante de Florida se comunicó personalmente con el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, para que le dé una respuesta a estas personas y que puedan acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, de la que se han beneficiado millones en las últimas décadas.

"Estoy segura que con el favor de Dios vamos a lograr que ustedes se acojan a la Ley de Ajuste Cubano. Estados Unidos merece este sacrificio y merece que ustedes, que entraron con la I-220A se porten bien, sigan las reglas y se conviertan en ciudadanos prósperos, dignos y decentes de esta gran nación", concluyó la congresista.

El Formulario I-220A es un documento que otorga Estados Unidos a personas que han sido detenidas por oficiales de inmigración y luego liberadas bajo palabra.

Precisamente el 30 de abril tuvo lugar una marcha en Miami, en las inmediaciones del mítico restaurante Versailles, para pedir el cese de las deportaciones hacia Cuba y opciones de regularización en el país para quienes entraron con el formulario I-220A.

Actualmente en Estados Unidos hay cerca de 60 mil cubanos con orden de deportación. Aquellos que tienen I-220B también están en peligro. Sin embargo, al final, el régimen cubano decide quién entra a la isla, no las autoridades estadounidenses.

La preocupación aumenta luego de que el 24 de abril llegara a La Habana el primer vuelo de deportación procedente de EE. UU., una operación que estaba detenida desde diciembre de 2020.

En este primer vuelo arribaron a la isla un total 123 cubanos: 40 eran balseros y 83, cubanos que no pasaron la entrevista de “miedo creíble” en la frontera sur de EE. UU. con México.

Los migrantes habían salido del país entre 2019 y 2022 por vía marítima o vía aérea, usando la ruta Nicaragua-México.


Sur de la Florida