Miami: piden negar visas a empresarios con "inversiones ilegales” en Cuba
Grupos del exilio tradicional presionan al gobierno de Donald Trump para que active “por completo" la ley que permitiría demandar a empresas extranjeras que hacen negocios en Cuba utilizando propiedades confiscadas por la Revolución, de acurdo con una nota de la agencia EFE en Miami.
Piden activar al 100 % la ley para recuperar propiedades expropiadas en Cuba. EFE/Archivo

Grupos del exilio cubano tradicional presionan al gobierno de Donald Trump para que active “por completo" la ley que permitiría demandar a empresas extranjeras que hacen negocios en Cuba utilizando propiedades confiscadas por la Revolución, de acuerdo con una nota de la agencia EFE en Miami.

La Asamblea de la Resistencia— coalición de grupos del exilio— y la Brigada 2506 emitirán este lunes un mensaje público al presidente de Estados Unidos, en el que pedirán, además de implementar el Título III de la Ley Helms-Burton, utilizar con mayor frecuencia el Título IV, que "le niega visas a aquellos empresarios internacionales que estén participando de inversiones ilegales en Cuba, con propiedades confiscadas".

El presidente de la Asociación Nacional de Hacendados de Cuba en Miami, dijo a Efe que por ahora las medidas del presidente Trump son solo simbólicas.

Recientemente el Departamento de Estado permitió a ciudadanos estadounidenses y cubano-estadounidenses demandar a 200 empresas gubernamentales cubanas que forman parte de una “lista negra” por adueñarse de bienes confiscados.

Pero la medida no afecta legalmente a los inversionistas extranjeros.

Una comisión del Departamento de Justicia tiene registrados más de 5000 casos de ciudadanos y empresas estadounidenses que podrían acogerse al Título III por un total de 1.900 millones de dólares.

Asimismo existen más de 200 mil quejas de ciudadanos cubano-estadounidenses, que alegan propiedad de bienes y empresas confiscadas, como Barcardí y los terrenos del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

Para ellos se trata de propiedades robadas por el régimen a sus legítimos dueños, cuyos recursos son utilizados para incrementar la represión al pueblo cubano y extender la ocupación que ejerce en Venezuela.

El abogado de una de estas organizaciones aclaró que no se trata de "desalojar a cubanos de a pie", y que "no va a botar gente de sus casas", al señalar que los cubanos en la Isla están siendo atemorizados al respecto, aunque la ley prevé restricciones como que las propiedades deben tener carácter comercial y un valor superior a los 50 mil dólares.