Skip to main content

Seguridad del Estado cita a interrogatorio a activista Saily Núñez

Núñez denunció en un video en Facebook la escalada de acoso contra ella y su familia, y responsabilizó a los cuerpos represivos cubanos por lo que pueda sucederle

Actualizado: 27 November, 2022

 

La policía política cubana continúa reprimiendo a la activista Saily Núñez, quien ha sido citada para un interrogatorio el 28 de noviembre en la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Güines, en Mayabeque, con un agente cuyo alias es Reynier.

Núñez denunció en un video en Facebook la escalada de acoso contra ella y su familia y responsabilizó a los cuerpos represivos cubanos por lo que pueda sucederle.

“Acaban de citarme para que me presente mañana en la PNR de Güines, estaré siendo interrogada por la Seguridad del Estado. Basta ya de amenazarme, de querer callarme, no tengo motivos para hacerlo, mi esposo Maikel Puig Bergolla es inocente y continúa tras las rejas”, dijo en un video publicado en su perfil de la red social.

Núñez Pérez es la esposa de Maikel Puig, uno de los presos políticos condenados por participar en las protestas del 11 de julio de 2021. También la hermana de Núñez Pérez fue detenida supuestamente en relación con una protesta ocurrida el 10 de octubre en su municipio de residencia, Güines

Hace algunos días, la activista fue citada a otro encuentro por unas quejas que interpuso por los procesos de su hermana y su esposo. Entonces expresó: “Mi posición sigue siendo la misma no hay otro camino que no sea la libertad de mi esposo Maikel Puig Bergolla y mi hermana Daily Batista Pèrez”.

Sobre Maikel Puig, apresado por su participación en las protestas de 11 de julio de 2021, pesa una nueva acusación de la dictadura: será procesado por atentado, “una causa fabricada por el jefe de la prisión de Quivicán” comentó Núñez. Aún no ha sido sentenciado por ese supuesto delito.

La Seguridad del Estado ha amenazado a Núñez con trasladar a su esposo a una prisión en el oriente cubano, una evidente represalia contra ella.

Puig fue condenado a 12 años de prisión solamente por observar las manifestaciones pacíficas. Las autoridades lo acusaron de los presuntos delitos de desorden público, desacato, instigación a delinquir y asesinato en grado de tentativa.


 


Derechos Humanos