Skip to main content

Premio Carlos Alberto Montaner para activistas y periodistas independientes 

La Fundación Rescate Jurídico premió a las opositoras cubanas Sayli Navarro y Sissi Abascal, ambas en prisión, y a los periodistas Henry Constantín y Lázaro Yury Valle Roca

Image
Activistas y periodistas cubanos reciben premio
Facebook/ Henry Constantín | Activistas y periodistas cubanos reciben premio

Actualizado: 26 November, 2022

 

La Fundación Rescate Jurídico premió recientemente a las opositoras cubanas Sayli Navarro y Sissi Abascal, ambas en prisión, y a los periodistas Henry Constantín y Lázaro Yury Valle Roca.

Constatín agradeció en redes a la organización por el Premio Carlos Alberto Montaner de Periodismo y dijo sentirse orgulloso de compartirlo con Valle Roca, quien actualmente presenta serios problemas de salud y está encarcelado.

“Lo mejor de la noticia no es el monto ni saber que el jurado aprecia tanto mi trabajo en Cuba, sino con quién he compartido el premio: con Lázaro Yuri Valle Roca, un periodista y activista que lleva más de un año preso por ejercer su libertad de expresión, y tiene la vida en riesgo por los problemas de salud contraídos en la cárcel. A él lo conozco y lo admiro por ser un tipo tan ocurrente como claro en sus ideas, y decidido a quedarse en Cuba y no con los brazos cruzados. Se lo merece muchísimo. Felicidades a él y a su esposa Eralidis Frometa, que lleva la batalla diaria por la libertad y la vida de este cubano excepcional”, escribió el director de La Hora de Cuba.

Sobre Navarro y Abascal, Constantín dijo que ellas lo inspiran porque ”están aguantando con una dignidad increíble la prisión que les ha tocado”.

Navarro es hija del prisionero político Félix Navarro y estuvo en prisión domiciliaria tras su participación en las protestas antigubernamentales del 11 de Julio de 2021.

Desde el 18 de abril del presente año, Navarro fue trasladada a la prisión mixta de mujeres Bellotex, en Matanzas, tras ser sentenciada a ocho años de privación de libertad por el Tribunal de Jovellanos, bajo los cargos de “atentado” y “desórdenes públicos”.

Por su parte, Abascal, de 25 años de edad, se manifestó contra el gobierno cubano el 11J en el pueblo Carlos Rojas de la provincia Matanzas. Junto con su familia, fue reprimida por las autoridades, que provocaron lesiones en la cabeza a su hermana y detuvieron por casi dos meses a su padre, el opositor Armando Abascal.

Recibió su condena en noviembre de 2021. La sentencia comprende tres años de prisión por los supuestos delitos de “atentado”; un año por “desacato”; y tres años por “desórdenes públicos”, para una sanción conjunta de seis años de privación de libertad.

La disidente fue encerrada con presas por delitos comunes, una práctica habitual de las autoridades del régimen cubano, que pone en peligro a las personas condenadas por motivos políticos.


 


Derechos Humanos