Skip to main content

Plataforma feminista exige libertad de presa política del 11J

Rodríguez Alonso es una de las mujeres que fue condenada a más de 10 años de cárcel por el régimen cubano.

Image
Daisy Rodríguez, presa política
Yo Sí Te Creo en Cuba | Daisy Rodríguez, presa política

Actualizado: 28 October, 2022

 

La plataforma feminista Yo Sí Te Creo exigió este 28 de octubre la liberación de la prisionera política Daisy Rodríguez Alfonso, que sufre prisión por participar en las protestas masivas del 11 de julio de 2021.

Señala el proyecto que Rodríguez Alonso, manifestante de la esquina de Toyo en el municipio capitalino de Diez de Octubre, es otra de las víctimas de “la violencia política con sesgo de género”. La cubana padece varias enfermedades, que se han agravado por las pésimas condiciones de vida en el penal donde se encuentra recluida.

Rodríguez Alonso es una de las mujeres que fueron condenadas a más de 10 años de cárcel por el régimen cubano. 
El tribunal que la condenó aseveró que en el municipio de Diez de Octubre los manifestantes actuaron “obedeciendo instrucciones impartidas por personas tanto desde Cuba como desde el exterior” e “intentaron subvertir el orden constitucional de forma violenta”.

En junio de 2022 trascendió que cerca de 68 mujeres continúan apresadas luego del 11J. En un inicio el régimen detuvo a 218 por su vinculación con las protestas. 

Según información del medio independiente YucaByte, la mayoría de las presas políticas, condenadas a penas de hasta 20 años de cárcel, se encuentran en la prisión de Mujeres de Occidente, conocida como El Guatao, en La Habana. Varias fueron acusadas de ser “sediciosas”; entre ellas Katia Beirut, Odet Cruzata y Yaquelín García, aunque no participaron en los enfrentamientos del 12 de julio de 2022 en el barrio habanero de La Güinera, donde la policía disparó contra vecinos y manifestantes.

Katia, Odet y Yaquelín son madres que fueron separadas de sus hijos y forman parte, desde hace casi un año, de una población carcelaria que sobrevive en condiciones insalubres.
 

Recientemente, activistas cubanos y ONGs lanzaron la etiqueta #MirenLasPrisionesDeCuba, buscando que medios extranjeros y organismos internacionales de derechos humanos presionen al régimen para obtener acceso a los penales.

Entre las prisioneras también se encuentran las jóvenes mellizas Lisdany y Lisdiany Rodríguez Isaac, recluidas desde hace meses en la cárcel de Guamajal, en la central provincia de Villa Clara. A mediados de este mes de junio, las hermanas se sumaron a las activistas detenidas Arianna López Roque, Donaida Pérez Paseiro y Nidia Bienes Paseiro, para firmar una carta solicitando ayuda internacional tras ser condenadas a 8 años de privación de libertad.


Derechos Humanos