Skip to main content

Muere exentrenador de judo cubano Ronaldo Veitía

Veitía había sufrido un accidente cerebrovascular en agosto pasado mientras se encontraba de visita en España con su hijo

Image
Ronaldo Veitía en Cuba
Montaje ADN Cuba | Ronaldo Veitía en Cuba

Actualizado: 6 December, 2022

 

El exentrenador cubano de judo Ronaldo Veitía falleció este lunes 5 de diciembre en La Habana, a los 75 años de edad, a causa de un accidente cerebrovascular que desde agosto pasado había deteriorado considerablemente su salud, aseguraron medios de prensa.

"Falleció el querido profesor Ronaldo Veitía Valdivié. Su contribución a la grandeza del judo femenino cubano le asegura un lugar de honor en la historia de nuestro deporte", escribió en su perfil de Twitter el presidente del Instituto Nacional de Deportes (Inder) de Cuba, Osvaldo Vento Montiller.

Vento Montiller añadió que compartían “el dolor con familiares y amigos de este patriota batallador y fiel a sus principios".

El presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, también reaccionó en esa red social a la muerte de la gloria deportiva.

"Mis condolencias a familiares, amigos y al movimiento deportivo de Cuba. Veitía nos deja para siempre el recuerdo grato de las continuas y emotivas victorias del judo femenino cubano. Que su escuela no muera jamás", expresó.

En agosto, mientras Veitía se encontraba de visita en Alicante con su hijo, sufrió un accidente cerebrovascular y estuvo internado en un hospital español hasta octubre, cuando pidió que lo regresaran a la isla.

“Mi papá vive orgulloso de su cubanía. Quiero agradecer todas las gestiones hechas por parte del Inder, del gobierno cubano y su consulado en España, por la rápida tramitación de todo y por el apoyo que nos han brindado para tenerlo aquí”, declaró entonces a la prensa su hijo, Ihosvany Veitía.

El exentrenador arribó a Cuba el pasado 18 de octubre con el propósito de rehabilitarse, pero pocas semanas después su hija denunció en redes sociales que estaba siendo desatendido por las autoridades deportivas y que ella no tenía alimentos para cubrir todas las necesidades de su padre.

“Yo no soy de hablar, pero quizás piensen que ya él llegó a donde iba, o sea, a su final y no han hecho por él lo que él merece. La cama con colchón anti-escara y el sillón de ruedas llegaron por intermedio de mi hermano Dieter que habló con una funcionaria del Estado y enseguida estaban en casa; he recibido una ayuda de pañales por parte del INDER del Cotorro, pero no dan abasto”, declaró su hija en esa oportunidad en conversación con la periodista deportiva Julia Osendi.