Fútbol inglés extiende su aplazamiento por coronavirus
Las reglas que rigen el fútbol británico no permiten que la temporada finalice más tarde que el 1 de junio, sin embargo el consejo organizador acordó “aumentar indefinidamente” dicho límite
Fútbol inglés extiende su aplazamiento
 

Reproduce este artículo

Todas las competiciones que comprenden el circuito futbolístico de Inglaterra quedan aplazadas, como mínimo, hasta el 30 de abril a causa del coronavirus, según anunció este jueves la Federación Inglesa (FA) de este deporte.

Luego de realizar una reunión con todas las partes implicadas, la FA hizo público un comunicado que explica su compromiso de “continuar con la temporada de fútbol 2019/2020 y asegurar que todas las competiciones domésticas y europeas se jueguen los más pronto posible cuando sea seguro hacerlo.”

Las reglas que rigen el fútbol británico no permiten que la temporada finalice más tarde que el 1 de junio, sin embargo el consejo organizador acordó “aumentar indefinidamente” dicho límite, así como detener toda actividad hasta el día 30 de abril próximo. Asimismo, el organismo apoyó la decisión de UEFA por posponer la Eurocopa hasta el verano de 2021, lo cual les permite garantizar la seguridad de sus competiciones.

“El progreso del COVID-19 continúa sin ser claro y nos gustaría reincidir en que la salud y el bienestar de los jugadores, trabajadores y aficionados es nuestra prioridad”, explica el comunicado de la FA. “Continuaremos siguiendo el consejo del Gobierno y trabajaremos con él para mantener la situación actual bajo análisis”.

La Premier League, principal competición del fútbol inglés, fue suspendida la semana pasada luego de que el entrenador del club Arsenal, Mikel Arteta, diera positivo en una prueba por el coronavirus. Más tarde, el futbolista del Chelsea, Callum Hudson-Odoi, se convirtió en el segundo infectado por la pandemia en el circuito.
El compromiso de la FA por finalizar la actual temporada tiene entre sus principales motivos la consecución del título de la Premier por el Liverpool, lo cual sería su primera victoria en 30 años. El club que dirige el alemán Jürgen Klopp tiene ventaja de 25 puntos y necesita solo dos victorias en los últimos nueve partidos para asegurar el título.

Además del título del Liverpool, la FA intenta con esta medida mantener la integridad del campeonato, para así poder determinar correctamente los puestos a competiciones europeas, al igual que los descensos y promociones de equipos a las diferentes divisiones en competencia bajo el organismo británico.

Aunque algunas figuras importantes en las directivas de los clubes ingleses, como Karren Brady del West Ham, piensan que la temporada debería ser declarada como nula, otros como Paul Barber opinan que sería “increíblemente injusto” para el Liverpool no poder conseguir el esquivo título. 

La decisión de suspender la liga también se encuentra determinada por los acuerdos financieros establecidos entre la FA y las compañías que poseen los derechos de transmisión de los partidos de sus competiciones, reconocidos como los de mayor remuneración en la multimillonaria industria del fútbol.