Skip to main content

Éxodo en el béisbol cubano: otros 4 peloteros se van en busca de carrera profesional

Cuatro jóvenes peloteros emigraron de Cuba en días reciente, para buscar carrera en el deporte profesional

Actualizado: 16 November, 2022

 

Cuatro jóvenes peloteros emigraron de Cuba en días recientes para buscar carrera en el deporte profesional, informó este martes el periodista Francys Romero.

Los atletas salieron de la isla “por diversas vías de acuerdo a fuentes cercanas”, agregó el reportero especializado en béisbol cubano profesional. De acuerdo con Romero, esto demuestra “que ni las noticias del Clásico Mundial, convocatorias o agencia libre pueden frenar el éxodo infinito de la sociedad cubana”.

Uno de los que abandonó el país es el bisoño receptor John Andy Rodríguez, quien jugaba para el equipo de la provincia Matanzas en la categoría Sub-15. El catcher emigró hacia la República Dominicana en busca de una firma profesional, precisó Romero en su página de noticias.

Rodríguez participó en ocho juegos en el último torneo nacional de su categoría, con promedio de bateo de 250 y un doble. “Posee excelente somatotipo que debe continuar su evolución y desarrollo”, opina Romero.

Por otro lado, Dariel Dayán Hernández (22 años), Carlos Yoel Amat (26) y José Enrique Aballí (24) emprendieron la ruta migrante por Centroamérica hasta llegar a los Estados Unidos, donde esperan continuar sus carreras.

Peloteros migrantes
Cuatro peloteros emigraron en días recientes. Fuente: Francys Romero

Hernández, pitcher derecho de Cabaiguán, en Sancti Spíritus, salió de la isla el 26 de octubre y poco tiempo después llegó a suelo estadounidense. El lanzador participó en el último campeonato nacional Sub-23, pero de acuerdo con Romero “decidió buscar nuevas oportunidades deportivas y de vida fuera de Cuba”.

El joven pitcher, quien sostiene su recta a una velocidad de entre 87 y 90 millas por hora, perdió la temporada del 2019 “debido al servicio militar” obligatorio, señala Romero.

Por su parte, Carlos Yoel Amat, de Güira de Melena, en la provincia de Artemisa, emigró “en las últimas horas, vía Nicaragua”, precisa el periodista.

Amat jugó con los Cazadores de Artemisa en la última Serie Nacional de Béisbol (SNB) y bateó para un excelente promedio de 375 en 48 juegos, con 36 hits en 96 turnos al bate.

Por último, José Enrique Aballí, un pelotero de La Habana que integró equipos Cuba juveniles y participó en la Serie Nacional Sub-23, se fue con la esperanza de continuar su carrera en EE. UU. El jugador de cuadro estuvo en la reserva del equipo Industriales.

De acuerdo con las cifras ofrecidas a inicios de 2022 por el periódico oficial Trabajadores, durante los últimos seis años más de 635 jugadores de béisbol de cualquier edad han salido de la isla. Muchos de estos atletas buscan contratos en las Grandes Ligas de EE. UU. o en cualquier otro campeonato de béisbol que les ofrezca mejores salarios y condiciones de trabajo que los que tendrían en la SNB.

Pero “la emigración del béisbol cubano en 2022 ha sobrepasado los 100 peloteros y al parecer continuarán emigrando como sigue haciendo una gran parte de la sociedad cubana”, concluyó Francys Romero, autor del libro “El sueño y la realidad: historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018)”.