Montañista cubano explica por qué no llegó a la cima del Monte Everest

El montañista cubano solicitó un rescate cuando su cuerpo no daba más por esta razón
Cubano en el Everest
 

Reproduce este artículo

El escalador cubano Yandy Núñez Martínez explicó a través de las redes sociales la verdadera razón por la que canceló el pasado 21 de mayo su ascenso a la cumbre del Everest.

“Para los que se preocupan por mí aquí les va la verdadera razón de mi cancelamiento de mi gran sueño de mi expedición al Everest. Katmandú (Sí) pero en el Hospital de Katmandú (Positivo al Covid). Rescate desde el Campamento 2 del Everest a 6480 metros de altitud, el día viernes 21 de mayo”, empieza diciendo.

“Días antes del 20 mayo en el Campamento Base me estaba sintiendo mal y me sentía diferente en mi cuerpo y veía que mi manera habitual de comportamiento en mí no era la misma. Sentía que iba en decaída. Aun así sabía que en pocos días me tocaba el ascenso final para llegar a la cima del Everest y dentro de mí algo siempre me decía "YANDY PÁ RRIBA". No te puedes caer ahora”, refirió.

“Seguí luchando en esos días y seguí mis sueños sin conocer que lo que estaba procesando mi cuerpo era una incubación al Covid 19. Era sobre el 16 de mayo en el CB y mi organismo no me estaba respondiendo igual que en todas mis montañas”, agregó el joven cubano.

“En mi mente vino a que pudiera ser un asma crónica que fue en todo momento lo que pensé que me estaba pasando y por dos noches consecutivas pido usar oxígeno en el Campamento Base pensando solo era algo pasajero. También me decía que bueno al usar oxígeno en el BC y ya después en mi ascenso al C1 Y C2 sabía que posteriormente en la altura usaría más oxígeno y en mi mente siempre decía que se pasará, cosa que nunca fue así porque no fue asma”, añadió.

“Con Covid y con neumonía en el pulmón derecho logré escalar desde el Campamento 1 del Everest hasta el Campamento 2. Ahí sabía que iba a descansar al menos durante 2 noches y que me podía recomponer descansando y a la vez me daría el tiempo de tomar la decisión si avanzaría hacia los demás campos de altura”, siguió contando.

Finalmente Núñez explicó que tuvo que pedir un rescate en pleno ascenso porque su cuerpo iba en total picada. “El rescate lo pedí a señas y casi sin hablar”, añadió.

“Mi cuerpo se desvaneció y mis fuerzas se fueron totalmente al piso, no podía moverme sin ayuda, era como un soldado en guerra siendo rescatado y sujetado fuertemente para que se sostenga y logre caminar. No podía ni inclusive caminar bajo mis propios mandos tenía que recibir ayuda para poder caminar y moverme. El Covid se consumió cada movimiento de mi cuerpo y me dejó completamente sin energía”, dijo.

“Aun así con esa patología jamás flaqueé mis deseos y sueños de conquistar el Everest y llegué hasta el Campamento 2. Pero jamás uno puede confundir un sueño con salud, vida y familia”, concluyó el montañista.

Desde 2015 Núñez Martínez vive en Islandia, allí realizó diferentes actividades para buscarse el sustento. Ha trabajado como guía turístico, rescatista, pescador, pero nada ha podido superar su afición por el alpinismo. El atleta es oriundo de la barriada de Calabazar, perteneciente al municipio Boyeros, en La Habana y en Cuba trabajaba como chofer de autos de lujo antes de emigrar.