Skip to main content

Cubano asesina a su exesposa y madre de su hija en Las Vegas

El hombre habría disparado tres veces a la mujer delante de sus dos hijas, quienes sobrevivieron al tiroteo

Image
Cubano asesina a su exesposa en Las Vegas
Montaje ADN Cuba | Cubano asesina a su exesposa en Las Vegas

Actualizado: Tue, 08/29/2023 - 07:45

El cubano Roidan Durruthy-Mendoza, de 38 años, fue detenido por la policía de Las Vegas, en Estados Unidos, por el presunto asesinato a tiros de su exesposa, Marillorky Tamayo Cruz, también de origen cubano y madre de su hija de dos años, reportaron numerosos medios locales.

Según el diario Las Vegas Review-Journal, Durruthy Mendoza entró de incógnito a la casa de los padres de Tamayo Cruz, situada en un complejo de apartamentos ubicado en Destinations Spring Valley, 3925 S. Jones Blvd, donde la mujer se estaba quedando con sus hijas durante el proceso de divorcio.

Ese mismo día la madre había conseguido la custodia completa de sus dos hijas, una de 14 años y otra de dos, además de las propiedades de la casa y la camioneta de la familia.

Un reporte de arresto del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas detalló que Tamayo Cruz se encerró en una habitación, donde la encontró Durruthy-Mendoza al derribar la puerta. Según la policía, el hombre la tomó del cabello y le disparó tres veces en la cabeza delante de sus hijas.

“Marillorky estaba sentada en la cama junto a sus hijas”, contó Hirlanda Loaiza, amiga de la familia, en una entrevista.

La hermana, el cuñado y los padres de Tamayo Cruz también se atrincheraron en otra habitación, que recibió disparos de parte del individuo. La madre de Tamayo Cruz, Marilu Cruz-Tamayo, recibió un disparo en el ojo y su cuñado, Iván Brizuela-Esparza, un disparo en el codo.

Cuando Durruthy-Mendoza derribó la puerta atrincherada por la familia, la niña de 14 años lo apuñaló por la espalda con un cuchillo. Esta también resultó herida cuando él intentó apuñalarla con el arma blanca. El sospechoso huyó de la escena del crimen y casi una hora después de la tragedia se entregó en la sede de la Policía Metropolitana.

El hombre fue trasladado al University Medical Center para ser tratado de las heridas y en un principio dialogó con las autoridades, pero luego decidió que quería un abogado y se negó a seguir hablando.

“Sabía que todos en la familia tenían miedo de Roidan porque tenía una pistola, e hizo varias declaraciones de que mataría a cualquiera que entrara en su casa como a un perro”, dijo a la policía el cuñado de la asesinada.

Marillorky Tamayo Cruz había emigrado de Cuba a Estados Unidos tras el nacimiento de su primera hija. En EE. UU. conoció a su presunto asesino y padre de su segunda hija, de apenas dos años de edad.