Una cubana, entre las víctimas del tiroteo del sábado en Texas
Uno de los fallecidos es otro cubano llamado Rodolfo “Rudy” Arcos, quien residía en Odessa y era padre de dos hijos mayores de edad.
Una cubana, entre las víctimas del tiroteo del sábado en Texas
 

Reproduce este artículo

La cubana Marian Boado Encinosa fue baleada durante el tiroteo ocurrido este sábado en el poblado de Odessa, Texas, y se encuentra actualmente en condición grave estable, reveló su esposo al medio independiente Cibercuba.

La cubana, de 27 años y natural de Boyeros, La Habana, recibió tres impactos de bala mientras conducía su vehículo por una céntrica calle en Odessa, Texas. Dentro del auto llevaba a su pequeño hijo de solo 10 meses de nacido.

“Le dispararon desde el lado derecho del vehículo, todos los impactos de bala fueron por ese lado”, dijo en exclusiva a CiberCuba su esposo, Hecguel Casana. “Marian estaba de compras para una sesión de fotos que le tomaríamos a nuestro hijo este lunes, cuando cumple 11 meses”.

Hasta este momento las cifras del tiroteo ascienden a 7 muertos y 21 heridos. Uno de los fallecidos es un cubano llamado Rodolfo “Rudy” Arcos, quien residía en Odessa y era padre de dos hijos mayores de edad.

El pistolero, cuya identidad no ha sido revelada, se detuvo unos segundos junto al coche de Marian mientras esperaban la luz verde de un semáforo. Desde allí disparó y logró impactarla en el brazo, el pecho y el abdomen.

“Todo eso ocurrió mientras ella hablaba por teléfono conmigo”, contó su esposo. “Yo iba manejando, soy camionero en este país y trabajo como una bestia para sacar a mi familia adelante. Mi peor pesadilla es estar al teléfono con mi esposa y escuchar cómo la balean mientras conduce con nuestro bebé recién nacido en el auto”.

“Mi esposa conducía una camioneta GMC Yukon, son carros bien altos. El miserable que le disparó iba en un auto más bajo; la vio a ella, pero no logró ver detrás a mi bebé en su car seat. Por eso lo tengo vivo”, contó Casana.

Entre las víctimas hay al menos tres agentes de policía y otro bebé de 17 meses, según confirmó un hospital local a la cadena CNN. El pistolero terminó abatido por las autoridades en el parqueo de un complejo multicines, luego de una breve persecución.

Tags