Una corte instala el juicio por lavado de dinero contra un presunto narcotraficante salvadoreño
El incremento patrimonial no justificado suma más de 508 millones de dólares. Posee empresas y hoteles para blanquear el dinero.
Fotografía tomada en abril de 2017 en la que se registró a José Adán Salazar Umaña, presunto narcotraficante salvadoreño a quien un tribunal de Sentencia de El Salvador instaló este lunes el juicio por el delito de lavado de dinero.
 

Reproduce este artículo

Un tribunal de Sentencia de El Salvador instaló este lunes el juicio contra el supuesto capo de la droga José Adán Salazar por el delito de lavado de dinero, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Además de Salazar, son procesados el exalcalde de la localidad de Metapán (noroeste) Juan Umaña Samayoa y los familiares del supuesto capo Sara Paz Martínez, Susana Nohemí Salazar y Romelia Guerra Argueta.

Según el Ministerio Público, el incremento patrimonial no justificado atribuido a esta red de lavado supuestamente encabezada por Salazar, conocido como "Chepe Diablo", "suma más de 508 millones" de dólares.

El grueso del capital supuestamente blanqueado está concentrado, según la investigación del Grupo Contra la Impunidad de la Fiscalía, en las empresas Hotesa S.A. de C.V., que reúne siete hoteles, y Agroindustria Gumarsal, una de las principales proveedoras de harinas y granos básicos del país centroamericano.

La vista pública, que está a cargo del Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, se extenderá hasta el 4 de diciembre y en ese tiempo "el juez del caso analizará toda la prueba de cargo y descargo que se ha recopilado durante la fase de instrucción y con la cual se espera obtener un fallo condenatorio", añadió la Fiscalía.

A los pocos días de su detención, en abril de 2017, Estados Unidos sacó de su lista de cabecillas del narcotráfico internacional a Salazar, conocido como "Chepe Diablo".

Según la embajada de Estados Unidos en El Salvador, su salida de la referida lista se debe a que actualmente no juega "un papel significativo" en el narcotráfico a niveles como los cárteles de México.

Las autoridades fiscales señalaron al comienzo del proceso penal que no descartaban la posibilidad de presentar ante los tribunales una acusación por narcotráfico contra Salazar, dado que es considerado el jefe del Cartel de Texis, en referencia a la población de Texistepeque (noroeste), y el cual, según diversos medios de comunicación, aún opera en el norte de Centroamérica.

No obstante, el Ministerio Público no ha presentado ninguna acusación por narcotráfico.