¿Por qué Bélgica tiene la mayor tasa de mortalidad por Covid-19?
Bélgica tiene menos de la mitad de muertes que los países más afectados por la pandemia. Sin embargo, su tasa de mortalidad es la mayor del mundo
Bélgica, un país apacible

Bélgica tiene menos de la mitad de muertes que los países más afectados por la pandemia de covid-19. Sin embargo, su tasa de mortalidad por esta enfermedad es la mayor del mundo.

Es la paradoja de Bélgica, que hasta el martes 27 de abril reportaba más de 7200 muertes por covid-19.

Y aunque esa cifra esté muy alejada de los más de 55 mil fallecidos que para entonces había confirmado Estados Unidos o los más de 20 mil de Francia, Reino Unido, Italia o España, Bélgica tiene el peor recuento de muertes por cada 100 mil habitantes.

Según la Universidad Johns Hopkins en EE.UU., en Bélgica mueren 62 enfermos de covid-19 por cada 100 mil personas. La población total de ese país es de un poco más de 11 millones de habitantes.

En EE.UU., que ha reportado el mayor número de muertes por coronavirus del mundo, 17 personas fallecen por cada 100 mil habitantes.

La alta tasa de mortalidad belga se debe a la forma en que el país europeo cuenta las muertes provocadas por el patógeno.

Bélgica no solo cuenta el número de fallecimientos confirmados por coronavirus sino también todos los casos sospechosos, incluyendo todas las muertes producidas en residencias de ancianos.

Se trata de un método distinto al que usan muchos de los países más golpeados por la pandemia, que solo contabilizan las muertes por coronavirus producidas en hospitales.

Cada país tiene una forma distinta de contabilizar las víctimas mortales. Sin embargo, hay un nexo común: la mayoría cuenta aquellos fallecidos a los que se les realizó la prueba y dieron positivo por coronavirus.


Italia, por otra parte, cuenta aquellos a los que se les realizó la prueba y dieron positivo, independientemente de si la causa principal de muerte fue coronavirus u otra afección.

Francia lo hacía de forma parecida, contando a los fallecidos en hospitales. El pasado 2 de abril, sin embargo, empezó a incluir en sus reportes los decesos en residencias de mayores.

Así es cómo lo hace Bélgica, donde su gobierno considera que contar las muertes confirmadas y también sospechosas permite luchar mejor contra la enfermedad.

El pasado 15 de abril, fuentes oficiales revelaron que casi la mitad de muertes por coronavirus en Bélgica se habían producido en asilos de mayores.

La primera ministra, Sophie Wilmès, explicó en el Parlamento belga ese mismo día que “el gobierno decidió ser completamente transparente al comunicar las muertes vinculadas al covid-19, aunque eso exagerara los números”.