OEA rechaza artículo del The Washington Post que afirma que no hubo fraude en elecciones en Bolivia
La OEA dijo que el artículo del Washington Post no está basado en hechos, ni es exhaustivo. La OEA se mantiene firme en su trabajo y continuará llamando a todos los esfuerzos como éste para manipular la opinión pública
Protestas realizadas durante las elecciones de Bolivia, el año pasado. Foto: Efe/Archivo

La Organización de Estados Americanos (OEA) descalificó este viernes un artículo del influyente periódico estadounidense, The Washington Post, en el que dos periodistas de ese medio afirmaron que no hubo fraude en las elecciones presidenciales bolivianas, el año pasado, contradiciendo un informe de la OEA que dice lo contrario.

“El artículo no es ni honesto, ni basado en hechos, ni completo. Sobre todo, no es "científico". Me decepciona que se haya publicado un artículo que no cumple con las normas periodísticas básicas”, escribió Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del Secretario General de la OEA, a los editores de The Monkey Cage, la sección del The Washington Post donde se publicó el artículo, escrito por John Curiel y Jack R. Williams.

El texto del funcionario de la OEA a los editores fue publicado íntegramente por el portal digital de noticias Infobae, este viernes.

Koncke aseguró en su carta que el artículo en cuestión no “está basado en hechos, ni es exhaustivo. La OEA se mantiene firme en su trabajo y continuará llamando a todos los esfuerzos como éste para manipular la opinión pública”.

 

 

Los reportes de auditoría de la OEA, sobre las elecciones en Bolivia, concluyeron que sí hubo fraude a favor del presidente Evo Morales, con lo cual lograba un cuarto periodo consecutivo.

Por el contrario, la nota periodística de John Curiel y Jack R. Williams concluyó que no encontraron “ninguna evidencia de ninguna anomalía”, y eso sugiere “que no hubo irregularidades significativas”.

Bolivia realizó el 20 de octubre de 2019, unas turbulentas elecciones presidenciales que terminaron en una convulsión política de grandes dimensiones en el país, luego de que el ente electoral diera el triunfo a Evo Morales, en medio de denuncias de fraude electoral.

El caos imperó en Bolivia los días siguientes cuando la OEA ya advertía de que el proceso había mostrado serias deficiencias e irregularidades, algo que apoyaron los opositores de Morales, pero enfurecieron a los seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS). Hubo choques entre ambos bandos y con miembros de la policía.

Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre, tras alegar que se había fraguado un golpe de Estado en su contra, y dos días después llegó a México.

 

 

Sobre el artículo del diario estadounidense, el representante de la OEA agregó que el texto “contiene innumerables falsedades, inexactitudes y omisiones. El artículo distorsiona a propósito el informe final de la auditoría de las elecciones en Bolivia, publicado por el Secretario General de la OEA el 4 de diciembre de 2019”.

Añadió que el informe del diario ignoró “el principal hallazgo del informe de auditoría de la OEA. Esos hallazgos prueban inequívocamente que hay una "manipulación intencional" de las elecciones en dos áreas.

Recordó que la auditoría de la OEA detectó “cambios en las hojas de recuento y la falsificación de las firmas de los funcionarios electorales, y se encontró que en el procesamiento de los resultados el flujo de datos se redirigía a dos servidores ocultos y sin autorización y no controlados por el personal del Tribunal Supremo Electoral, lo que permitió manipular los datos y falsificar las hojas de recuento”.

“Estos hallazgos son, por supuesto, el centro del informe de auditoría de la OEA y han sido ampliamente difundidos como información básica al analizar los recientes acontecimientos en Bolivia”, destacó.

“Es sorprendente que dos científicos - así como los editores de The Monkey Cage y The Washington Post - ignoraran esos hechos al pretender analizar el informe de auditoría de la OEA”, subrayó Koncke.