Migrantes cubanos en Chihuahua se declaran en huelga de hambre

Los cubanos denuncian hacinamiento, comida en mal estado y falta de atención médica en centro de detención del INM en Janos.
Migrantes cubanos en Chihuahua se declaran en huelga de hambre
 

Reproduce este artículo

Un grupo de 62 cubanos detenidos en un centro del Instituto Nacional de Migración (INM) en Chihuahua, México, está en huelga de hambre desde el pasado lunes.

"No estamos comiendo ni vamos a comer. Podemos estar un mes aquí y morirnos, pero no vamos a comer", afirmó al Diario de Juárez Raidel Pérez Sabata, quien denunció que el sábado pasado les dieron "arroz crudo para comer" y a casi todos les provocó diarrea y vómito, tras lo cual tomaron la decisión de no aceptar alimento alguno.

"Ninguno somos delincuentes. Salimos de Cuba buscando libertad y aquí nos tienen encerrados", comentó Salvador Cepillo Pérez, primo de Pérez Sabata.

El grupo está detenido en Janos, Chihuahua, en un centro para migrantes del que denunciaron hacinamiento, carencia de servicios médicos básicos y maltrato psicológico, entre otras condiciones que consideraron como violatorias de sus derechos humanos.

El personal de la Jurisdicción Sanitaria número 5 que acudió esta semana a fumigar las instalaciones recibió quejas de los internos porque dentro del recinto han encontrado incluso víboras.

Casi la mitad de los reclusos de la instalación fueron detenidos por la Policía el pasado 25 de junio en la carretera Panamericana, cuando viajaban en un autobús rumbo a Ciudad Juárez.

Los cubanos denunciaron que llevan más de 40 días recibiendo malos tratos del personal de la dependencia, que les ha negado realizar llamadas para comunicarse con sus familiares, a la vez que carecen de insumos básicos de higiene y medicinas.