Fiscal estadounidense dice que presidente de Honduras recibió dinero del Chapo Guzmán
El fiscal del caso, Jason Richman dijo al inicio del proceso que Juan Antonio Hernández, hermano del presidente Juan Orlando, recibió dinero de Joaquín El Chapo Guzmán, para que se lo entregara al mandatario
Juan Orlando, presidente de Honduras
 

Reproduce este artículo

Tegucigalpa, 2 oct (ADN CUBA).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se vio salpicado en el juicio por narcotráfico que se le sigue a su hermano en la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York, al afirmarse que el mandatario recibió dinero de cárteles de droga.

El fiscal del caso, Jason Richman dijo al inicio del proceso que Juan Antonio Hernández, hermano del presidente Juan Orlando, recibió dinero de Joaquín El Chapo Guzmán, para que se lo entregara al mandatario, según publicó este miércoles el diario El País, de España.

El periódico dijo que Richman explicó a los 18 miembros del jurado que el acusado era el “protegido” del mandatario hondureño. También afirmó que el presidente Hernández recibió “millones de dólares” en sobornos de varios narcotraficantes. En el juicio contra El Chapo ya se expuso como el cartel pagaba a políticos para operar.

Pero él presidente del país centroamericano negó las afirmaciones del fiscal.

"De hecho, el fiscal no dijo eso, nunca dijo que el Presidente recibió nada", indicó Juan Orlando Hernández en Twitter.
 

 

En un segundo mensaje, el gobernante señaló: "Y la alegación en sí es 100 % falsa, absurda y ridícula... esto es menos serio que Alicia en el País de las Maravillas".

La Fiscalía presentará en el juicio que se le sigue al hermano, un exdiputado, evidencia de que él recibió del "Chapo", entonces líder del cartel de Sinaloa, 1,5 millones de dólares para ser entregados al presidente de Honduras.

El hermano del presidente, también conocido como "Tony", está preso en Nueva York desde finales de 2018, tras ser arrestado ese año en Miami, y enfrenta acusación por cuatro delitos de narcotráfico, posesión de armas de fuego para defender sus cargamentos y de mentir a las autoridades, de los que se ha declarado no culpable.

"Tony" Hernández llegó este miércoles por primera vez a la sala del juez Kevin Castell sin el uniforme de prisionero que había usado durante las audiciones previas al juicio y siguió el proceso a través de un intérprete.


 

 

El 26 de agosto, el presidente hondureño tildó de "venganza" las acusaciones que lo vinculan con el uso de dinero del narcotráfico e indicó, sobre el caso que su hermano Juan Antonio enfrenta en EE.UU., que "todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad".

"En Honduras siempre he dicho yo lo siguiente: nadie está por encima de la ley. Claro, cuando se trata de alguien cercano, por sangre o cualquier amigo, es un golpe duro. Sin embargo, todo el mundo tiene que asumir sus responsabilidades", afirmó Hernández en una entrevista con Efe en Washington.

El abogado de defensa de Juan Antonio, Omar Malone, aseguró hoy que la fiscalía no tiene evidencia en contra de su cliente, y que Hernández tiene licencia para armas, por lo que la acusación de posesión de armas quedaría invalidada.

Señaló además que las acusaciones en su contra de su cliente son venganza de los narcotraficantes que cooperan con el Gobierno por haber consentido el presidente Juan Orlando Hernández la extradición a EE.UU de varios capos.