Evangélicos de Perú inyectan a enfermos de Covid-19 con vacuna para animales
Los pobladores de la región, muchos indígenas, recurren a este remedio improvisado por falta de atención médica
Personal médico en el puerto de Iquitos, a la espera de enfermos para ser trasladados

En la región Loreto, la más grande en la Amazonía peruana, un alcalde y un grupo evangélico han promovido la aplicación de medicamentos para animales a unas 5000 personas para tratar la Covid-19. 

Allí viven alrededor de un millón de personas, de las cuales 300 000 son indígenas. El miedo a la enfermedad y la desatención del Estado han llevado a muchas personas a aceptar la inyección del antiparasitario que se les presentó como un paliativo para la Covid-19.

Desde mayo, las emisoras de radio pide a las personas para que se vacunen con ivermectina veterinaria como si fuera una vacuna contra la enfermedad. “En Nauta, al menos 5000 personas la han recibido”, cuenta Leonardo Tello, director de Radio Ucamara, la principal emisora de la ciudad ubicada a dos horas de la capital de la región, Iquitos.

En la comunidad de Cuninico, donde parte de la población tenía síntomas de la covid-19, el técnico del módulo de salud dijo a los voluntarios de las denominadas Misiones Evangélicas de la Amazonía que ya no necesitaban la “vacuna” porque la mayoría de personas se estaba cuidando con la medicina tradicional, con plantas. Sin embargo, los enviados por el grupo evangélico hicieron como que no escucharon.

“Aquí casi todos han tenido síntomas de la Covid-19 y con remedios caseros los están contrarrestando. Algunos han estado en aislamiento porque seguimos con el problema de abastecimiento de medicinas. Recibimos 27 pruebas rápidas de diagnóstico para la comunidad, siete resultaron positivas y hemos guardado otras siete pruebas por si empeoran los casos. El personal tiene lo mínimo de implementos de seguridad, pero ya tenemos mascarillas para la población”, informa un jefe indígena de la zona.

La semana pasada, la Dirección General de Medicamentos del Ministerio de Salud alertó del uso indebido de la ivermectina veterinaria en el contexto de la emergencia sanitaria de la Covid-19, y señaló que los productos para animales “no cumplen las mismas exigencias de los fármacos para humanos”.

El médico Julio Chirinos, profesor asociado de la Universidad de Pensilvania (EE. UU.), afirmó a El País que está en completo desacuerdo con la administración de la ivermectina porque “las preparaciones animales tienden a no tener los mismos estándares de calidad que las preparaciones en humanos. Por otro lado, no existe ninguna evidencia confiable de que la ivermectina es beneficiosa contra la covid-19”, indicó. 

Chirinos es uno de los 12 médicos y científicos peruanos que este jueves pidió, en una carta abierta dirigida al Ministerio de Salud, retirar la hidroxicloroquina y la ivermectina (humana) del tratamiento de la covid-19, “por su falta de eficacia y riesgo de toxicidad”.