El bebé que estuvo 32 días en coma y venció al COVID
La conmovedora historia del bebé brasileño Dom que venció al coronavirus después de 32 días en coma inducido se ha vuelto viral. El niño fue dado de alta esta semana después de 54 días hospitalizado y sus padres hablan de “un milagro”
Bebé en Brasil
 

Reproduce este artículo

El pequeño estuvo 32 días en un coma inducido, con ventilación mecánica y sus padres aseguran que se recuperó “por un milagro” divino, aunque no dejan de reconocer la labor de los médicos en el hospital de Río de Janeiro donde se recuperó.

El profesor Wagner Andrade, de 34 años, la economista Viviane Monteiro, de 32 años, y el bebé, de 5 meses, residentes de Irajá, en el norte de Río de Janeiro, vivieron esta semana el final feliz de una larga historia y triste historia, que todavía tiene a Brasil como epicentro de la pandemia.

El primer hijo de la pareja, se acaba de recuperar de la forma más grave en que se presenta la enfermedad y se fue a casa después de pasar 54 días en el hospital, informó el diario Globo de Río.

La familia dijo a medios locales que la fecha de alta será recordada para siempre y que se celebrará junto a los 6 meses de vida del niño.

Para su recuperación, el bebé Dom contó con el apoyo incondicional de sus padres Wagner y Viviane, quienes se turnaban para estar con él las 24 horas, mientras él luchaba por sobrevivir al COVID-19.

Ahora en casa y a solas con él, debido al aislamiento social, los dos ya han programado una videoconferencia, para que toda la familia pueda participar en la celebración el día 14 de junio.

“Vivimos un momento mágico al recibir el alta, porque muchas veces habíamos pensado que no lo traeríamos a casa. Salir con nuestro hijo en brazos fue indescriptible. Una mezcla de emociones: felicidad y miedo, porque aquí (afuera) todo está muy tenso con esto del COVID-19. Pero estoy muy feliz. ¡El personal médico, técnico y de enfermería fue maravilloso!”, agradeció Viviane, la madre.

Los padres hicieron un seguimiento de sus movimientos, con la ayuda del hospital Pro-Cardíaco, en Botafogo, de las últimas personas con las que tuvieron contacto, y creen que el niño se contagió durante un viaje a la casa de unos familiares cercanos. Sin embargo, la pareja se hizo los test y dieron negativo. Sólo se enfermó el niño.

Brasil actualmente es el país epicentro de la pandemia, de hecho, hasta el gobierno de Estados Unidos, prohibió los vuelos a EEUU que provinieran de allí, como antes lo hizo con Europa y Asia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es uno de los personajes más cuestionados por su gestión durante la pandemia. No solo imitó, como en otras ocasiones, el modelo estadounidense de Donald Trump en el que se niegan los hechos, se provoca y se defiende ante todo la economía, sino que, según analistas, fue más lejos que eso y negó en ocasiones hasta la gravedad de la propia enfermedad.