Cierra la campaña electoral en Argentina con un mercado crispado

Tras cinco largos e intensos meses, la campaña electoral en Argentina llega hoy a su fin en un agitado día donde las seis fórmulas presidenciales enviarán su último mensaje antes de la veda.

Fueron jornadas agotadoras, de ir y venir para los aspirantes a presidente, vicepresidente, los que luchan por llegar a la Gobernatura de varias provincias y a las intendencias, aquellos que van tras un puesto en el Congreso, algunos que cierran este ciclo visiblemente cansados, otros hasta algo afónicos por los varios actos.

Los candidatos tendrán una última oportunidad este jueves de intentar convencer a los indecisos con el proyecto de país que defienden desde sus respectivas coaliciones y alianzas.

Con un mercado que late al ritmo de esta decisiva primera vuelta del domingo y el dólar otra vez poniendo presión a la moneda nacional, los dos pesos pesados de estas elecciones argentinas, de seis binomios en contienda, escogieron dos lugares claves para el cierre de campaña y lo harán junto a sus respectivos compañeros de fórmula.

El presidente Mauricio Macri, junto a su candidato a vice Miguel Angel Pichetto, pondrá fin a su marcha del “Sí se puede”, con la que recorrió varios lugares en los últimos 15 días, en la provincia de Córdoba, donde estuvo varias veces desde mayo y uno de los lugares con mayor cantidad de votantes.

El distrito es clave para “Juntos por el Cambio”, fue el que más votos le dio al mandatario en las elecciones de 2015 y la cuna también donde nació la otrora alianza Cambiemos.

Convencido de que el rumbo político emprendido hace cuatro años es el correcto, Macri, quien subrayó que “nunca estuvimos tan cerca de cambiar la historia para siempre”, en estos últimos días se le vio repetir una y otra vez que viene otra etapa, la del crecimiento.

Pese a la millonaria deuda contraída con el FMI y una crisis latente, el mandatario lanzó una batería de promesas, propuestas para la nueva etapa, como las denominó, en este último tramo de la campaña y ayer se le vio junto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires en otro acto.

Desde Mar del Plata, Macri salió a apoyar a María Eugenia Vidal, quien en las primarias de agosto, al igual que el mandatario quedó muy por debajo de las expectativas con 34 por ciento de votos frente a los 52 que obtuvo su contrincante por el Frente de Todos, Axel Kicillof.

Precisamente esa ciudad bonaerense, conocida como La Feliz, acogerá hoy a los mayores rivales de Macri-Pichetto, el candidato Alberto Fernández y su compañera Cristina Fernández, para su acto de cierre de campaña.

El otrora jefe de Gabinete, cuyo frente acumuló más del 47 por ciento de los votos en las primarias, apuntó la víspera que llega muy contento y satisfecho a esta etapa, tras recorrer el interior profundo de Argentina.
 

Un mercado crispado

Tanto los candidatos del oficialismo como los de la oposición pidieron tranquilidad a los mercados financieros, donde aumenta la tensión cuando restan pocos días para las elecciones presidenciales y se incrementan las dudas sobre el rumbo económico.

Los inversores no esconden su aversión al riesgo: bonos y acciones en bajada y precio del dólar en alza, un escenario que pinta la creciente incertidumbre financiera que atraviesa el país.

Mientras las fuerzas políticas realizan hoy y este jueves sus últimos esfuerzos para captar votos de cara a los comicios del próximo domingo, no ignoran las pantallas al rojo vivo en los mercados y se han volcado a también a dar mensajes de calma destinados a los inversores.

"Con nosotros (los mercados) no corren riesgo, y a los argentinos, que estén tranquilos, porque nosotros vamos a cuidar sus ahorros y respetar sus depósitos en dólares. No tienen por qué estar nerviosos", aseguró este miércoles el peronista Alberto Fernández, candidato presidencial por el opositor Frente de Todos.

El postulante, favorito para los comicios según las encuestas, afirmó en declaraciones radiales que su postura es la "defender la posición de los bonistas frente al avance del Fondo" Monetario Internacional, luego de que la prensa local diera cuenta de que el organismo multilateral propiciaría que la renegociación de la deuda argentina con acreedores privados incluyera una quita sobre capital e intereses.

"Yo entiendo que no debería haber una diferencia (quita)", dijo Fernández al referirse a la eventual negociación, uno de los asuntos que, por falta de certezas sobre cómo se llevará finalmente adelante, más dudas despierta entre los inversores.

Desde el oficialismo también lanzaron mensajes a los mercados, que en agosto pasado, el día después de que en las primarias el presidente Mauricio Macri, aspirante a la reelección, sufriera un duro revés electoral, reaccionaron con estrepitosos desplomes en bonos y acciones argentinos y un salto abrupto en el tipo de cambio.

Ante los temores de que la reacción vuelva a repetirse el próximo lunes, el senador Miguel Ángel Pichetto, candidato a vicepresidente por la coalición oficialista Juntos por el Cambio, afirmó que la economía, que lleva un año y medio en recesión, "va a ordenarse rápidamente" si el domingo Macri obtiene "un buen resultado" y consigue ir a segunda vuelta en noviembre con Fernández.

El senador sostuvo que la desconfianza entre los inversores se produjo por el resultado de las primarias, en las que Fernández, de duro predicamento contra la especulación financiera, obtuvo el 47,78 % de los votos, dieciséis puntos más que Macri.

Desde entonces, el precio del dólar ha subido un 33,1 %, el índice S&P Merval, el principal de la Bolsa argentina, ha acumulado una pérdida del 28 %, y el índice de riesgo país ha saltado desde los 872 puntos básicos a las 2.145 unidades este miércoles.

"Todas esas variables van a revertirse si Juntos por el Cambio está en el ballotage", vaticinó Pichetto en un encuentro con la prensa.

Por lo pronto, el precio del dólar en la plaza cambiaria dio hoy un salto de 75 centavos, hasta los 61,50 pesos para la venta en el estatal Banco Nación, pese a las intervenciones del Banco Central para intentar frenar el alza de la divisa estadounidense.

En tanto, los bonos registraron caídas de hasta el 3,35 % y el Merval retrocedió 1,47 %.

Sin hacer mención a los mercados, pero sí a la economía, la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), que secunda a Alberto Fernández en la fórmula del Frente de Todos, protagonizó hoy un acto de campaña en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral de Argentina y que el peronismo aspira a volver a gobernar desde diciembre próximo.

Allí, la candidata a vicepresidenta habló de la convulsión social que se vive en Chile y pidió hacer un "esfuerzo" por entender que lo que se quiere "vender como modelo ideal de sociedad, en donde se quiebran los lazos de solidaridad", termina como lo que está pasando en el vecino país.

En momentos en que la tasa de pobreza ronda el 35 % en Argentina, Fernández afirmó que, "más allá de las dificultades de un país devastado", se debe tener la "inteligencia de saber que no hay sociedades que se desarrollen en paz si el crecimiento no es equitativo y se superan las grandes brechas de desigualdad".

La senadora llamó a "democratizar la economía" para que "tener trabajo no vuelva a ser un privilegio", para que estudiar sea la "ambición" de los jóvenes y para que los científicos "vuelvan a creer que el país los necesita en lugar de pensar que se tienen que ir a otra parte".

(Con información de EFE)