Brasil desarrolló una simulación de guerra con Venezuela
Costó más de un millón de dólares e involucró a 3.600 hombres y el lanzamiento de cohetes de artillería con alcance de 80 kilómetros, según fuentes oficiales.
Brasil desarrolló un simulacro militar sin precedentes en zona fronteriza con Venezuela.
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Brasil realizó un simulacro de ejercicios militares en varias localidades amazónicas, cerca a la frontera con Venezuela, en el que involucró a 3.600 hombres y el lanzamiento de cohetes de artillería.

La operación se realizó entre el 8 y 22 de septiembre en tres municipios de Amazonas y que coincidió con la visita del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, el 18 de septiembre al también amazónico estado de Roraima, cerca de la frontera con Venezuela, para hablar sobre derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Los ejercicios protagonizaron una supuesta simulación de una guerra con Venezuela. Los militares brasileños decidieron “recrear un campo de guerra” en el que un supuesto país “rojo” invadía un país “azul”, y era necesario “expulsar a los invasores”. En la recreación se presume que el país rojo representa a Venezuela.

Esto sería un claro mensaje intimidatorio a la dictadura de Nicolás Maduro y un guiño al gobierno de los Estados Unidos por parte del presidente Jair Bolsonaro, quien invirtió cerca de 1,1 millones de dólares en la recreación de la operación militar.
.
“El Ejército de Brasil gastó 6 millones de reales únicamente en combustible, horas de vuelo y transporte para simular una guerra entre dos supuestos países en el Amazonas, en una operación militar sin precedentes”, sostuvo el medio La Razón.

Brasil y Colombia son los principales socios de Estados Unidos en la región y desde sus fronteras se llevó adelante en 2019 un fallido operativo de ingresos de camiones con víveres auspiciado por el líder opositor venezolano Juan Guaidó pero impedido por el Gobierno de Maduro, que lo consideraba un intento de desestabilización, aseguró Télam.

 
Operación Amazónica

La operación involucró a unos 3.600 soldados y se concentró en las ciudades de Manacapuru, Moura y Novo Airão, en el Amazonas, en un radio de 100 a 300 kilómetros de Manaos.

El ejercicio militar se denominó ‘Operación Amazónica’, que incluyó el lanzamiento de misiles con un alcance de 80 kilómetros. “Dentro de la situación creada y con los medios otorgados, fue la primera vez que se realizó este tipo de operación”, informó el ejército brasileño.

“Se utilizaron diversos medios militares, como vehículos, aviones, helicópteros, transbordadores, embarcaciones regionales, piezas de artillería, el sistema de lanzamiento de cohetes Astros del Ejército, cañones, ametralladoras, obuses Oto Melara y morteros de 60, 81 y 120 mm, además de vehículos especiales y camiones”, explicó.

La simulación fue presenciada el 14 de septiembre por el ministro de Defensa, general Fernando Azevedo de Silva, y el jefe del Ejército, Edson Leal Pujol. Y en el día 15 fueron disparados 20 cohetes en la carretera estatal AM-010.

Para el ministro de Defensa, la Amazonía está entre sus prioridades frente a posibles conflictos en la región, de acuerdo al Libro Blanco de la Estrategia Nacional de Defensa. El cual sostiene que “no se pueden dejar de considerar tensiones y crisis en el entorno estratégico, con posibles desdoblamientos para Brasil, de modo que el país podrá verse motivado a contribuir a la solución de eventuales controversias o a defender sus intereses”.

El estado de Amazonas, el más grande de Brasil, tiene fronteras con Venezuela, Colombia y Perú.