América Latina cierra el 2020 aplicando primeras dosis de vacuna contra el COVID-19

México, Chile y Costa Rica inician el proceso de vacunación contra el coronavirus SARS-CoV-2. Mientras tanto a la Argentina llega el primer lote de dosis. El resto de países iniciarán en enero, según proyecciones.
Fotografía cedida hoy por la Presidencia de Chile que muestra a la enfermera Zulema Riquelme mientras recibe la vacuna contra la covid-19, en el Hospital Metropolitano de Santiago (Chile). EFE/Presidencia de Chile
 

Reproduce este artículo

Latinoamérica comenzó este jueves el proceso de vacunación contra la covid-19 en México, Chile y Costa Rica, a lo que se sumó la llegada este mismo día de las primeras dosis a Argentina, que espera comenzar a aplicarlas la próxima semana.

Nervios, emoción, esperanza, es la mezcla de sentimientos que presentan los profesionales de la salud en estos países.

Aunque Puerto Rico en su condición de estado libre asociado de EE.UU. ya ha inmunizado desde la semana pasada a miles de personas con las vacunas de Pfizer y, posteriormente, con las de la biotecnológica Moderna, México se convirtió oficialmente en el primer país de la región en recibir el medicamento y comenzar a utilizarlo.

 

MÉXICO

Personal médico hace hoy fila para ser vacunado contra la covid-19 en el Hospital General, en Ciudad de México (México).

Personal médico hace hoy fila para ser vacunado contra la covid-19 en el Hospital General, en Ciudad de México (México).

El cargamento de 3.000 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech recibido en la víspera sirvió este jueves para vacunar a 3.000 médicos que atienden a enfermos de covid-19 en el país y que fueron repartidos en tres puntos de vacunación: el emblemático Hospital General de la Ciudad de México y en recintos militares de Querétaro y Toluca.

"Perdí a mi abuelito. Tuve oportunidad de estar con él hasta el último momento y fue algo muy doloroso. Y que ahorita me estén vacunando me hace sentir que corro un poquito menos de riesgo", dijo a Efe Ariana Vázquez, laboratorista clínica, minutos después de haber recibido su dosis en el Hospital General.

Dijo sentirse perfectamente pero también atenta, ya que durante las 48 horas posteriores se puede manifestar algún efecto adverso como fiebre o fatiga tras recibir la primera de las dos dosis necesarias de Pfizer.

El objetivo es que al finalizar enero, ya hayan llegado a México 1,4 millones de dosis, suficientes para vacunar al personal médico del país.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, garantizó este jueves que, tras vacunar al personal sanitario, la vacunación "va a ser universal y gratuita" para los mexicanos.

Para ello, ha precomprado 34,4 millones de vacunas a Pfizer, así como 77,4 millones a la británica AstraZeneca y 35 millones a la china CanSino, si bien estas dos todavía no han sido autorizadas para su uso en México.
 

CHILE

Dos trabajadores de un servicio de mensajería cargan una caja con las primeras 10.000 dosis de la vacuna Pfizer y BioNTech contra la covid-19, recién llegadas a territorio chileno y transportadas por la Fuerza Aérea de Chile, en la ciudad de Santiago.

Dos trabajadores de un servicio de mensajería cargan una caja con las primeras 10.000 dosis de la vacuna Pfizer y BioNTech contra la covid-19, recién llegadas a territorio chileno y transportadas por la Fuerza Aérea de Chile, en la ciudad de Santiago.

Chile se convirtió este jueves en el segundo país de América Latina en iniciar el proceso de vacunación contra la covid-19 después de México, al inmunizar a varios miembros del personal sanitario tan solo horas después de recibir la primera remesa de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Las vacunas llegaron al país pocas horas antes, en un vuelo que transportaba el primer lote de 10.000 dosis, convirtiendo a Chile en uno de los primeros países de América Latina en recibir el cargamento de Pfizer después de Costa Rica y México, país que también inició la vacunación este jueves.

El siguiente lote, explicó el mandatario, llegará con otras 10.000 dosis la próxima semana y el proceso continuará con envíos periódicos hasta completar los 10 millones que tiene Chile reservados a este laboratorio.

Se estima que la vacuna, que también será gratuita y voluntaria, llegue primero a los adultos mayores y los enfermos crónicos, que representan aproximadamente 5 millones de personas, durante el primer trimestre de 2021. El resto de la población, cerca de 15 millones de chilenos, la podrá obtener durante el primer semestre de 2021.

 

COSTA RICA

Personal del ministerio de Salud vacuna a Elizabeth Castillo (i), quien fue la primera persona en ser innoculada contra la covid-19, en San José (Costa Rica).

Personal del ministerio de Salud vacuna a Elizabeth Castillo (i), quien fue la primera persona en ser innoculada contra la covid-19, en San José (Costa Rica).

Costa Rica comenzó este jueves la vacunación contra la covid-19 en personas adultas mayores y personal de salud, lo que las autoridades calificaron como el "inicio del camino" para terminar con una pandemia que se encuentra en el momento más crítico para el país.

Costa Rica recibió la noche del miércoles las primeras 9.750 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech y se convirtió en uno de los primeros países de Latinoamérica en contar con vacunas junto a México, Chile y Argentina.

Las autoridades han informado que el proceso de vacunación será lento y que se extenderá prácticamente por todo el año 2021.

El proceso se ha estructurado en un orden de cinco grupos: el primero abarca a los adultos mayores y personal de salud, Policía, Cruz Roja, migración, entre otros, y el segundo a las personas mayores de 58 años.

El tercer grupo será la población entre 18 y 58 años con factores de riesgo; el cuarto corresponde a los trabajadores del Ministerio de Educación, otros funcionarios públicos y privados de libertad, y el quinto abarca a las personas entre los 40 y los 57 años que no entran en las anteriores definiciones.

ARGENTINA
 

Trabajadores aeroportuarios descargan un avión de Aerolíneas Argentinas que trasladó los primeros contenedores de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19, en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires (Argentina).

Trabajadores aeroportuarios descargan un avión de Aerolíneas Argentinas que trasladó los primeros contenedores de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19, en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires (Argentina).

Argentina recibió este jueves su primera remesa de vacunas, procedentes de Rusia, como una suerte de regalo navideño en el que volcar las esperanzas en aplacar una pandemia que deja ya más de 40.000 muertos en el país, que inicia su temporada de verano entre las dudas y la incertidumbre.

Poco antes de las 10.30 hora local (13.30 GMT), todas las miradas estaban puestas en el aterrizaje en el aeropuerto internacional de Buenos Aires del avión de la estatal Aerolíneas Argentinas que había partido el martes hacia Moscú, y que regresó con una primera partida de 300.000 dosis, que el Gobierno busca empezar a aplicar a partir de la semana que viene a personal de salud de riesgo.

Según el contrato suscrito, se recibirá, tras la primera remesa, otra de 5 millones de dosis en enero y 14,7 millones en febrero, con opción de ampliar en 5 millones más el pedido.

Además, Argentina cerró hasta ahora otros dos contratos, para adquirir 22,4 millones de la británica AstraZeneca -que se aplicaría desde marzo-; y 9 millones con la alianza internacional Covax, que depende de Naciones Unidas, mientras avanzan conversaciones con empresas como la estadounidense Pfizer, cuya vacuna es aplicada en otros países latinoamericanos como México y Chile.

(Con información de EFE)