Coronavirus domina debate: 'Deja de hacer politiquería con la vida de las personas'

De sus propios partidos, ambos candidatos disfrutan de altos índices de audiencia: el 85 por ciento de los demócratas ve a Harris de manera positiva y el 86 por ciento de los republicanos ve a Pence de manera positiva
Coronavirus domina debate: 'Deja de hacer politiquería con la vida de las personas'
 

Reproduce este artículo

El debate vicepresidencial entre el republicano Mike Pence y la senadora demócrata por California, Kamala Harris, que se llevó a cabo este miércoles en la Universidad de Utah, en Salt Lake City, estuvo dominado por el nuevo coronavirus.

A diferencia del anterior, entre los candidatos presidenciales, Joe Biden y el mandatario de EEUU, Donald Trump, la moderadora, jefa de la oficina de USA Today en Washington, Susan Page, no lo tuvo muy difícil. Tuvo que cortar en pocas ocasiones a los funcionarios públicos.

Antes de comenzar el debate, los votantes, según una encuesta reciente de Fox News, tenían una opinión más favorable de la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris que del vicepresidente Mike Pence.

De sus propios partidos, ambos candidatos disfrutan de altos índices de audiencia: el 85 por ciento de los demócratas ve a Harris de manera positiva y el 86 por ciento de los republicanos ve a Pence de manera positiva.

Ya entrados en el debate, sobre la economía, Pence se refirió al plan Biden-Harris como una "receta para el declive económico" y acusó a la senadora californiana de priorizar una “agenda ambiental radical" por encima de los trabajadores estadounidenses, refiriéndose a la controversial propuesta ambiental conocida como el “Green New Deal”.

Por su parte, la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, dijo esta noche que no tomaría una vacuna recomendada por el presidente Trump durante un acalorado debate sobre la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia de coronavirus. 

Harris acusó al vicepresidente Mike Pence, jefe del grupo de trabajo sobre COVID-19 de la administración Trump, de no revelar información crítica a los estadounidenses en los primeros días de la pandemia.  

Cuando se le preguntó sobre una encuesta que mostraba que la mitad de los estadounidenses no tomarían una vacuna tan pronto como estuviera disponible, Harris indicó que era escéptica sobre la participación de Trump en el lanzamiento de una posible vacuna.

Pence respondió en varias ocasiones que la actitud de Harris de socavar la confianza en la vacuna era "inaceptable".

 El bloque de preguntas dedicado al comercio fue otro momento memorable de la noche.

Harris señaló como erráticos los conflictos con el régimen chino. "El vicepresidente se refirió anteriormente como parte de lo que él cree que es un logro, a la guerra comercial del presidente con China. Perdiste esa guerra comercial. La perdiste".

"¿Perdiste la guerra comercial con China? Joe Biden nunca luchó contra eso", respondió Pence.

También hubo algunos deslices sobre los hechos.

"Cuando el presidente Trump y yo asumimos el cargo, Estados Unidos había pasado por la recuperación más lenta desde la Gran Depresión", dijo Pence.  Sin embargo, Obama presidió el período de crecimiento laboral más largo de la historia.

Harris dijo que se perdieron 300,000 empleos de fabricación debido a la guerra comercial de Trump con China.  Eso es engañoso: Estados Unidos ganó empleos en la manufactura bajo Trump, antes de perderlos debido a la pandemia.

Harris, citando un informe reciente del periodista del Washington Post Bob Woodward, acusó a la administración Trump de restar importancia a la gravedad de la pandemia y de estropear su respuesta inicial al nuevo coronavirus.  El senador de California dijo que los estadounidenses "han tenido que sacrificar demasiado debido a la incompetencia de esta administración".

Pence respondió a Harris, afirmando que la administración Trump tendría una vacuna "en un tiempo récord" y potencialmente tan pronto como este año.  Señaló que cinco empresas estadounidenses estaban realizando ensayos clínicos de fase tres de posibles vacunas.

"El hecho de que continúe socavando la confianza del público en una vacuna, si surge una vacuna durante la administración Trump, creo que es inconcebible, y senadora, solo le pido que deje de jugar a la política con la vida de las personas", dijo Pence.  

"La realidad es que tendremos una vacuna, creemos, antes de que finalice este año, y tendrá la capacidad de salvar innumerables vidas estadounidenses y su continuo debilitamiento de la confianza en una vacuna es simplemente inaceptable", añadió

Pence respondió rotundamente que Trump "ha puesto la salud de Estados Unidos en primer lugar" desde el comienzo de la crisis que se ha cobrado la vida de más de 210,000 estadounidenses. Señaló que Trump suspendió los viajes desde China, donde se originó el virus, a fines de enero.

"Senador Joe Biden se opuso a esa decisión", le dijo Pence a su rival.  "Dijo que era xenófobo e histérico.  Creo que salvó cientos de miles de vidas estadounidenses".

 Él la reprendió: "Deja de jugar a la política con la vida de la gente".

Incluso antes de que Trump se aislara por contraer la COVID-19 y el escenario del debate vicepresidencial en Salt Lake City, Utah, estuviera equipado con escudos de plexiglás, Harris y Pence estaban bajo un mayor escrutinio sobre su aptitud para subir a la cima. Se postulan con los dos candidatos presidenciales más antiguos de la historia: el candidato demócrata Joseph R. Biden tiene 77 años y Trump 74.

.La noche también marcó un momento en la historia, ya que Harris es la primera mujer negra y del sur de Asia en subir al escenario del debate como candidata a vicepresidenta.

El presidente Trump intervino en el debate vicepresidencial en Twitter, animando a su mano derecha, el vicepresidente Mike Pence, y calificando a su rival demócrata, la senadora Kamala Harris, de una "máquina de meteduras de pata".

"¡Mike Pence lo está haciendo muy bien!", dijo en Twitter. "Ella es una máquina de errores".

Trump espera que Pence pueda ayudarlo a aprovechar el impulso en la carrera presidencial de 2020.  Las encuestas muestran que está detrás de su rival demócrata Joseph R. Biden a nivel nacional y en varios estados de batalla.