SIP: chavistas quisieron imponer narrativa oficial al impedir que prensa entrara a Parlamento

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este martes la "censura" impuesta en Venezuela a los periodistas internacionales por el presidente Nicolás Maduro durante la elección legislativa del domingo pasado, al considerarla una "estrategia antidemocrática para silenciar a la prensa".

La SIP criticó que la Guardia Nacional impidió el ingreso de periodistas de más de 30 medios nacionales e internacionales al Palacio Legislativo, donde estaba prevista la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), y consideró el hecho una forma de "imponer su narrativa oficial.

Christopher Barnes, presidente de la SIP, y Roberto Rock, a cargo de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de esa organización, señalaron, sin embargo, que no les sorprendía el "nuevo acto de censura".

Reiteraron en un comunicado que la negación de entrada a los periodistas es parte de la "estrategia antidemocrática del Gobierno para silenciar a la prensa independiente".

La AN vivió el domingo una caótica jornada en la que fue elegido el oficialista Luis Parra como su nuevo presidente, en reemplazo de Juan Guaidó, opositor que ha sido reconocido por unos 60 Gobiernos como el presidente encargado de Venezuela, entre ellos el de Estados Unidos.

 

 

Sin embargo, Guaidó declaró esa sesión como nula y lideró otra, en la que resultó reelegido como líder del Legislativo con 100 de los 167 votos en juego, para ser investido de nuevo este martes como presidente interino de Venezuela.

La SIP, con sede en Miami, cuestionó que el domingo un despliegue militar impidió tanto el ingreso de la prensa como el de Guaidó, que trató infructuosamente de saltar una valla para lograr entrar.

Barnes y Rock expresaron que estas acciones "siguen desnudando a un régimen que es insostenible desde criterios y principios democráticos".

Guaidó apeló este martes a la protesta callejera para rechazar la "toma" de la sede del Parlamento, luego de que el oficialismo y una pequeña parte del antichavismo haya escogido al diputado Luis Parra al frente de una directiva que le disputa el liderazgo de la Cámara a Guaidó.

El Palacio Federal Legislativo, la sede del Parlamento venezolano, fue escenario de sendas sesiones encabezadas por las dos directivas.

Por su parte, el gobernante Nicolás Maduro calificó los hechos ocurridos en el Parlamento en las últimas jornadas como un "show diario" y "una pelea" entre distintos sectores de la oposición.

"La Asamblea Nacional hizo una sesión y surgió una nueva directiva y ahora hay un show diario repetido, que demuestra el 'estupidismo' en que está caída la oposición venezolana", dijo en una actividad de Gobierno transmitida en horas de la noche por el canal estatal VTV.