Pedro Castillo se alinea con la dictadura de Caracas

Postura del gobierno Castillo era la de apoyar el “diálogo intravenezolano" ahora considera "la evolución del proceso político venezolano".Designan embajadores.Y desconoce a Güaidó
Presidente del Perú, Pedro Castillo y Nicolás Maduro, dictador venezolano
 

Reproduce este artículo

Ayer viernes 15 de octubre la Cancillería del Perú informó que “el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha otorgado el beneplácito de estilo para el señor Richard Fredy Rojas García como nuevo Embajador del Perú”.

El Ministerio de Exteriores del Perú añadió que: “A su vez, el gobierno de la República del Perú ha extendido el beneplácito correspondiente al embajador Alexander Gabriel Yánez Deleuze, como nuevo embajador de Venezuela”.

El gobierno de Pedro Castillo dejó de reconocer al enviado de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, como embajador en Lima. Carlos Scull, vinculado a Guaidó, dejó de ser la representación oficial ante el Estado peruano.

Se suponía que la postura del presidente Pedro Castillo, según su vicecanciller, era la de apoyar el “diálogo intravenezolano” entre las distintas partes para alcanzar una salida democrática de consenso.

El reciente anuncio de la Cancillería despejó las dudas. El Ministerio de Exteriores comunicó que las designaciones de Rojas García y de Yánez Deleuze responden “a la evolución del proceso político venezolano y al reconocimiento recíproco como interlocutores legítimos que se han dispensado el gobierno y la Plataforma Unitaria de Venezuela”.

Semanas atrás, el polémico primer ministro Guido Bellido había reprendido públicamente al vicecanciller, Luis Enrique Chávez, por decir que la administración de Pedro Castillo no reconocía la legitimidad de Maduro como presidente de Venezuela, expresando que “no es la postura del gobierno no reconocer la autoridad legítima en Venezuela”.

Pedro Castillo se reunió con Nicolás Maduro durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), aunque ni el gobierno peruano, ni el régimen chavista informaron del encuentro del 18 de septiembre en el marco de la Cumbre celebrada en México. Lo hizo Bellido, en Perú, días después de la Cumbre.

Las acciones de la diplomacia peruana confirman el acercamiento del gobierno Castillo con la dictadura de Caracas, incluso ahora que Bellido salió del gobierno. “Pedro Castillo retomó las relaciones diplomáticas con la dictadura de Nicolás Maduro”, confirmó Infobae este sábado.

Jorge del Castillo, quien fuera presidente del Consejo de Ministros durante el segundo gobierno de Alan García, manifestó esta semana en conversación telefónica, respecto a la política exterior del Perú, que el gobierno de Pedro Castillo disolvió o extinguió el Grupo de Lima.

El Grupo de Lima se pronunció por última vez, sobre la crisis venezolana, el 5 de enero de 2021. Fue en el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) que Perú retiró a su representante en Caracas, en marzo de 2017, y expulsó al embajador venezolano meses más tarde, en el marco de las acciones del Grupo de Lima que facilitaron el ingreso de venezolanos a ese país que actualmente acoge a más de 1,2 millones de migrantes provenientes de Venezuela.

El opositor peruano y ex primer ministro advirtió los “nefastos” lazos del presidente Castillo con el dictador Nicolás Maduro y con el Foro de Sao Paulo. Observó que Evo Morales ha ido varias veces a Perú a llevar “recetas y recomendaciones”. Y dijo que las medidas del gobierno afectarán la política exterior del país.

Por todo ello pidió no llamarse a engaños, indicando que los recientes cambios de gabinete no pueden interpretarse como una corrida hacia el centro, sino como un reacomodo.

Tags