Mueren al menos 19 migrantes venezolanos en un naufragio al intentar llegar a Trinidad y Tobago
No se conoce el número total de tripulantes que viajaba en la embarcación, que salió hace tres días desde la ciudad de Güiria, en el estado Sucre, con destino a la isla vecina
Guardia Costera | Foto vía @omargonzalez6/Tomada de Lapatilla.com
 

Reproduce este artículo

La marea llevó hasta las costas venezolanas 19 cuerpos de migrantes de este país, entre ellos niños, ahogados, quienes intentaban huir en un bote hacia Trinidad y Tobago. Hasta el momento se desconoce el número total de tripulantes que viajaba en la embarcación.

La abogada Rocío San Miguel, defensora de Derechos Humanos, publicó en Twitter: “Guardia costera encuentra 19 adultos y niños ahogados, a 6.3 MN [millas náuticas] de las costas de Güiria. Nuevo naufragio mortal de un bote desparecido hace 3 días. Murieron buscando libertad y un mejor porvenir para sus familias, huyendo de Venezuela en forma insegura”.

Los cadáveres fueron hallados flotando en el mar en las costas de la ciudad de Güiria en el estado de Sucre al este de Venezuela, desde donde salió el bote con destino a Trinidad y Tobago. Según publicó el medio digital El Pitazo, el párroco de la ciudad de Carúpano, padre Jesús Villarroel, también informó sobre el lamentable hecho y envío condolencias  a los familiares de los fallecidos.

“(El peñero) fue devuelto de la isla y habría naufragado. Se han encontrado cadáveres flotando en el mar, muy cerca de las costas venezolanas”, refirió el comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky. Precisó, además que entre los fallecidos hay mujeres y niños.

 

“Huyeron del régimen y Trinidad viola el principio de no devolución. Han consignado imágenes a nuestra oficina. No las compartiré por respeto a la familia. Crueldad pura”, añadió el comisionado.

 

Smolansky indicó también que allegados a los migrantes denunciaron que ellos salieron en un peñero hacia Trinidad y Tobago desde Güiria el pasado domingo 6 de diciembre.

En tanto, el régimen de Nicolás Maduro lanzó un comunicado donde reconoce hasta el momento a once migrantes fallecidos.

 

De acuerdo a un reporte de Infobae, “el hecho ocurre tres semanas después de que un grupo de migrantes venezolanos, incluidos 16 niños, fuese expulsado de Trinidad y Tobago, permaneciera 48 horas en altamar, y luego retornaran amparados en una orden judicial. En ese entonces, autoridades de la isla caribeña reiteraron que las fronteras se encontraban cerradas por la pandemia del coronavirus y que cualquier inmigrante ilegal sería una persona indeseable”.

El diputado opositor Robert Alcalá, representante en el Parlamento del estado oriental de Sucre, denunció -según señala El País- , que migrantes venezolanos salen de todas partes del país, en los zarpes ilegales que ocurren casi de forma diaria en las costas de Güiria, Irapa o Delta Amacuro.

Güiria se ha convertido en una de las vías de escape más económica y rápida. “Los migrantes pagan 300 dólares por el viaje (unos 247 euros). Al poner un pie en la playa de Chaguaramas, les toca correr para escapar de la policía de Trinidad. El mayor riesgo, además del naufragio o la deportación, es caer en una balsa de traficantes de personas para su explotación”, publicó El País.

El Gobierno de Trinidad ha puesto un cerco a la migración venezolana, que supera las 40.000 personas.