El régimen de Maduro admite que no puede comprar vacunas COVID-19
El régimen venezolano estudia la posibilidad de permitir que opere un sector privado para la inmunización contra el coronavirus en el país latinoamericano.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, muestra un tapabocas durante una rueda de prensa hoy, en el Palacio de Miraflores, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez
 

Reproduce este artículo

 

El régimen de Nicolás Maduro se mostró abierto el miércoles a permitir que opere un sector privado para la inmunización contra el coronavirus SARS-CoV-2 en Venezuela, como una forma de contrarrestar el “bloqueo” de recursos que, según ha dicho, ha complicado la compra de vacunas.

“Podría ser (...) en medio de la batalla contra las sanciones malo no sería”, aseguró Maduro en una rueda de prensa al ser preguntado sobre un mercado privado de vacunas contra el covid-19 que, hasta el momento, acumula 133.927 casos y 1.292 muertes en Venezuela.

El dictador encomendó a la Comisión Presidencial para la Prevención y Control del COVID-19, encabezada por la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, realizar un estudio junto al Ministerio de Salud para evaluar la posibilidad de permitir el mercado privado de vacunas.

 


 

Maduro denunció en reiteradas oportunidades que Venezuela tiene recursos bloqueados en Estados Unidos y, aunque en menor medida, otros países, lo que ha complicado la compra de vacunas para inmunizar a la población contra el nuevo coronavirus.

La situación ha llevado a que el régimen y representantes de la oposición liderada por Juan Guaidó se sienten a negociar para acordar la compra de vacunas y acceder al mecanismo Covax, una iniciativa de colaboración mundial que busca acelerar el desarrollo de tratamientos, pruebas y métodos de prevención del covid-19.

Guaidó aseguró estar dispuesto a buscar los recursos para que su país pueda ingresar al programa, pero que su implementación depende de que el régimen de Maduro acepte el esquema de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que coordina es mecanismo en la región.

Maduro indicó este miércoles que la negociación “está en pleno desarrollo” y que esperaba que culminara de forma favorable y exitosa.

“Nosotros dimos todo lo que tenemos que dar y solo estamos a la espera de que liberen los 300 millones de dólares del banco de Inglaterra para comprar las vacunas”, sostuvo.

VENEZUELA COMIENZA VACUNACIÓN CONTRA COVID-19

El jueves comenzará la inmunización del personal sanitario contra el covid-19, tras la llegada de las primeras 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V el pasado sábado, aseguró Maduro.

"Mañana jueves, 18 de febrero, arrancamos toda la vacunación del personal sanitario del país", indicó el dictador chavista en una rueda de prensa.

El mandatario explicó que posteriormente será inmunizado el personal "social" que está "protegiendo" a la gente en las calles, los cuerpos de seguridad y las altas autoridades del régimen, incluyendo a los diputados del Parlamento.

Según detalló, en esta primera etapa se vacunarán también "a las 14.000 brigadas de visita casa por casa", que han hecho un seguimiento a los contagios, así como "a todo el personal de trabajo social que, permanentemente, andan visitando hogares, atendiendo necesidades", así como al personal de seguridad que anda en las calles protegiendo a la gente".

Finalmente, aseguró que entre los primeros en vacunarse estarán los diputados, el 92 % afines al chavismo, que fueron electos el pasado 6 de diciembre en unas legislativas que fueron tachadas de fraude por el sector opositor que encabeza Juan Guaidó.

Posteriormente, aseguró que tanto él como su esposa, Cilia Flores, también diputada, se vacunarán en cuanto sea posible.

"En las prioridades de la llegada de la vacuna decidiremos el momento en que nos vacunamos los dos", comentó antes de hacer hincapié en que la Sputnik V es "la mejor vacuna del mundo".

(Con información de EFE)