La cuarentena ha incrementado el asesinato de mujeres en Venezuela
En Venezuela el aislamiento para evitar más contagios de coronavirus ha generado un repunte de femicidios. Entre enero a julio de 2020 monitores independientes registraron 157 casos
Víctimas de violencia de género
 

Reproduce este artículo

La cuarentena en Venezuela se ha traducido en falta de trabajo, baja de ingresos y aumento de la crisis hospitalaria, pero también en mayor agresión hacia las mujeres. El Monitor de Femicidios de Uthopix contabilizó que al menos 157 mujeres fueron asesinadas entre enero a julio de 2020, para un promedio de 5 casos cada semana. En todo el año 2019 se registraron 167 casos.

El ​Monitor Uthiopix informó que en el mes de enero en Venezuela mataron a 34 mujeres, en febrero 19, en marzo 21, en abril 24, en marzo 18, en junio 21, y en julio 20. Los estados donde donde se reportaron más casos fueron: Distrito Capital, Aragua, Zulia, Bolívar, Miranda, Táchira y Trujillo.

Según datos ofrecidos por el Monitor, la mayoría de las mujeres venezolanas que fueron asesinadas en los primeros siete meses del 2020 tenían entre 17 y 40 años. A 54 de ellas las mataron a balazos; 34 murieron por arma blanca, y a 25 las mataron a golpes.

De las 157 víctimas de femicidios que se registraron durante los últimos siete meses Venezuela, 49 eran madres, y dejaron huérfanos a 67 niños, niñas y adolescentes. Nueve de las víctimas estaban embarazada y 13 fueron víctimas de abuso sexual.

Aimee Zambrano, antropóloga y miembro del Monitor de Femicidios, explicó a ADN Cuba que la cuarentena ha tenido un alto impacto en el incremento de los femicidios en Venezuela, pues desde el 16 de marzo -día en que Nicolás Maduro ordenó cuarentena colectiva para evitar la propagación del nuevo coronavirus- hasta el 31 de julio se registraron 88 casos.

Según Zambrano cuando se hace una comparación de los femicidios registrados en 2019 con los que han ocurrido en 2020 se obtiene un incremento de al menos un 57%, y “esto se debe a que las niñas, adolescentes y mujeres están confinadas con sus agresores las 24 horas del día”.

Zambrano define a la violencia de género como la otra pandemia que “azota” a Venezuela y otros países del mundo, pues el encierro obliga a las mujeres de convivir con su agresor. “Antes de la cuarentena los niñas iban a la escuela, las mujeres iban a estudiar o trabajar y el hombre lo mismo; sin embargo el confinamiento se ha traducido a mayor convivencia, mayor vulnerabilidad y en países como Venezuela donde hay problemas de todo tipo los hombres se llenan de ira y frustración y la pagan con quien menos deben”, explica la antropóloga. 

Las mujeres venezolanas sin protección del gobierno de Maduro

Según el Monitor de Femicidios, de las 157 víctimas que se han contabilizado hasta el mes de julio, al menos seis denunciaron ante las autoridades venezolanas que estaban siendo víctimas de agresiones físicas, psicológicas y verbales por parte de parte de parejas y exparejas. Sin embargo, el Estado no hizo mucho por ellas.

Una de ellas fue Karla Ríos Rodríguez, de 39 años, una mujer que fue asesinada de dos disparos la noche del viernes 31 de julio en la planta baja de su edificio, ubicado en el centro de Caracas. Según personas cercanas a la víctima, su homicida fue su expareja Edward Chacón. La pareja tuvo una relación de cinco años, pero ella la finalizó tras cansarse de ser víctima de agresiones, al punto que la amenazó con un arma de fuego.

Deudos de Karla indicaron que en el mes de marzo ella denunció a su expareja ante la policía científica de Venezuela, conocida como el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc); sin embargo, estos solo entrevistaron a su agresor y lo liberaron. Después de su homicidio, el presunto asesino no ha sido capturado.

El femicidio de Karla causó conmoción en la sociedad venezolana, una de las que se pronunció fue Fabiana Rosales, la esposa del presidente interino Juan Guaidó: “Karla, es una víctima de un sistema que no le importa generar políticas contra la violencia a la mujer, es una venezolana que alzó su voz urgiendo protección a un sistema que solo protege a cúpulas, intereses oscuros y a la permanencia en el poder a toda costa”, dijo Rosales través de su cuenta en Twitter.

Rosales denunció que la violencia de género e intrafamiliar es otra pandemia en Venezuela y que el incremento de femicidios en el país son “culpa de la desatención y la desidia por parte del régimen de Nicolás Maduro”.