Capriles no participará en elección tras dictamen de la Unión Europea

Enrique capriles dijo que se agotaron las posibilidades de participar en los comicios, tras el dictamen de la Unión Europea qué confirma que no hay condiciones electorales justas en Venezuela
Dijo que en Venezuela no están dadas las condiciones
 

Reproduce este artículo

El dos veces candidato presidencial y exgobernador, Henrique Capriles Radonski, desistió de participar en los venideros comicios del próximo 6 de diciembre por considerar que no hay condiciones, tras el dictamen de la Unión Europea que confirma la falta de equidad del proceso comicial.

Esta elección tiene que ser postergada, nosotros pedimos y exigimos que sea postergada (…) por la pandemia, por la situación del país y para que la elección le sirva a Venezuela“, dijo a través de una alocución en sus redes sociales.

Aseguró que la observación internacional permitirá generar confianza para enfrentar cualquier amenaza del régimen de Nicolás Maduro durante los comicios nacionales.

“Necesitamos que ese voto cuente para el futuro. Lo que hicimos fue reservar los espacios, pero se trata de cómo esto nos permite abrir puertas para que la elección le sirva a Venezuela. Y para eso se necesita observación internacional que permita auditar el proceso”, dijo al referirse sobre los nombres que inscribieron antes el Consejo Nacional Electoral (CNE) para dejar abierta la posibilidad que este miércoles 30 de octubre quedó enterrada. 

El dirigente de Primero Justicia, que había asomado la posibilidad de participar en las elecciones para no "regalarle el triunfo a Nicolás Maduro", desistió tras las observaciones de la Unión Europea que pide postergar el proceso al menos 6 meses para establecer garantías.

Sin embargo, precisó que seguirá realizando las gestiones para que esas parlamentarias puedan llevarse a cabo con garantías para todos los factores democráticos del país.

La delegación que envió la Unión Europea (UE) a Caracas confirmó las constantes denuncias de la oposición venezolana: No existen condiciones electorales para los comicios del próximo 6 de diciembre y por tanto no reconocerán dicho evento.

La misión diplomática regresó a Bruselas, pero se encuentra a la espera de respuestas por parte de las autoridades venezolanas sobre la petición concreta para retrasar seis meses las elecciones, ya que aseguraron que en los actuales términos, no validarán el proceso.

"El objetivo era convencer a las autoridades de que se pospongan las elecciones seis meses, no por retrasarlas, sino para dar tiempo a que el Gobierno y la oposición negocien sobre las condiciones", indicaron las autoridades.

La mayoría de los partidos opositores se niegan a sufragar, alegando que es una "farsa electoral" impulsada por Nicolás Maduro. Denunciaron que el Consejo Nacional Electoral fue impuesto por un tribunal chavista y no por la actual Asamblea Nacional como corresponde constitucionalmente; también sentenciaron la invalidación de las principales toldas políticas.

Con esta posición, Nicolás Maduro sufre un nuevo revés político, ya que una parte minoritaria de la oposición aseguró que participarían en los comicios con la condición de que la Unión Europea sirviera como observador, lo que somete a la presión al régimen que ya es desconocido por más de 50 países en el mundo.