ACNUR aplaude decisión de Brasil de reconocer a miles de venezolanos como refugiados

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), acogió con beneplácito la decisión de Brasil de reconocer a miles de solicitantes de asilo venezolanos como refugiados prima facie. Unos 21.000 venezolanos en el país se beneficiaron inmediatamente de la decisión del jueves del Comité Nacional para los Refugiados de Brasil (CONARE).

De ahora en adelante, las solicitudes de asilo de personas venezolanas que cumplan con los criterios necesarios en Brasil serán procesadas a través de un procedimiento acelerado, sin la necesidad de una entrevista. Esta medida constituye un hito en la protección de los refugiados en la región y sigue a una decisión tomada en junio de este año por CONARE de reconocer que la situación en Venezuela equivalía a violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos, según se describe en la Declaración de Cartagena sobre Refugiados de 1984.

Para beneficiarse de la nueva disposición, los solicitantes de asilo venezolanos deben vivir en Brasil, no tener ningún otro permiso de residencia en el país, ser mayores de 18 años, poseer un documento de identidad venezolano y no tener antecedentes penales en Brasil.

Las autoridades brasileñas estiman que unos 224.000 venezolanos viven actualmente en el país. Un promedio de 500 venezolanos continúa cruzando a Brasil todos los días, principalmente en el aislado estado de Roraima, al norte del país.

"El Gobierno brasileño continúa liderando la respuesta humanitaria para las personas venezolanas más vulnerables que llegan al país, al tiempo que promueve formas innovadoras, abiertas y generosas para apoyar su inclusión socioeconómica, dijo la ACNUR en un comunicado.

Hasta la fecha, los venezolanos han presentado más de 750.000 solicitudes de asilo en todo el mundo, la mayoría en países de América Latina y el Caribe. Brasil ha registrado más de 120.000 solicitantes de asilo, según las últimas cifras oficiales. La decisión anunciada el jueves en Brasilia tendrá un impacto positivo en la protección de los venezolanos en el país y también ayudará a aliviar la presión sobre el sistema nacional de asilo de Brasil.

Tras el deterioro de la situación dentro de Venezuela, a principios de este año, ACNUR alentó a los gobiernos a reconocer la condición de refugiado de los venezolanos a través de determinaciones grupales, como el enfoque prima facie ahora adoptado por Brasil. "ACNUR continúa haciendo este llamado a otros países de la región, ya que la magnitud de las salidas actuales plantea desafíos complejos y puede llevar a que los sistemas de asilo se vean sobrecargados", declaró la organización.