Periodista nicaragüense niega que Ortega haya devuelto canal confiscado

Miguel Mora, director del canal nicaragüense de televisión, 100% Noticias, aseguró que el Gobierno de Daniel Ortega aún mantiene confiscada la estación, y no es cierto que se lo haya devuelto, informó este lunes el portal de noticias Nicaragua Investiga.

“La dictadura mantiene confiscado el canal del pueblo de manera ilegal violando casi todos los artículos constitucionales de nuestra patria”, escribió Mora en su cuenta de Facebook, según el reporte del medio de comunicaciones.

Mora explicó que tanto el edificio como sus equipos, vehículos y cuentas bancarias permanecen en poder del gobierno de Ortega y adelantó que en los próximos días demandarán al Estado por los daños y perjuicios que ha representado tanto la confiscación como su apresamiento en diciembre de 2018.

Lo que cabe ante la ilegalidad e injusticia es demandar por daños y perjuicios a la dictadura a nivel internacional, y es precisamente lo que estaremos haciendo hasta que se nos haga justicia.”, expresó.

La noticia sobre una presunta devolución del canal fue difundida por la plataforma Actualidad con Dino Andino, que aseguró conocer de fuentes cercanas que el día de hoy el Instituto de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR) entregaría las instalaciones de 100%, aunque dejaron claro que no han podido confirmar la información por otros medios, citó Nicaragua Investiga.

Los medios de comunicación críticos al régimen de Ortega sufren persecución y acoso, al igual que los periodistas que denuncias las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

El pasado 27 de septiembre, El Nuevo Diario, uno de los periódicos más importantes de Nicaragua, acérrimo crítico del Gobierno de Ortega, anunció el cierre de su edición impresa y digital, debido precisamente a las presiones ejercidas por el mandatario, informaron medios locales e internacionales.

 

 

El diario, fundado en 1980, anunció la suspensión de sus publicaciones por falta de papel, “culpando al gobierno del presidente Daniel Ortega por la retención durante meses de la materia prima en las bodegas de la Dirección General de Aduanas”.

Periodistas nicaragüenses dentro y fuera del país han denunciado a Ortega por lo que catalogan como acciones para impedir la libertad de prensa en el país inmerso en una crisis.

Con el cierre del Nuevo Diario, también concluyó operaciones su periódico asociado, Metro.

Unos días antes, el 25 de septiembre, tres periodistas nicaragüenses denunciaron en una sesión especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la persecución y peligros que enfrenta la prensa independiente a manos de la “dictadura” de Daniel Ortega.

Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial, uno de los medios de periodismo investigativo del país, denunció que las oficinas de los medios que dirige continúan ocupadas ilegalmente desde diciembre de 2018, señaló el reporte periodístico.

En abril de ese año se desató una insurrección popular contra el Gobierno de Daniel Ortega, quien logró sofocarla a fuerza de una brutal represión, según han denunciado organizaciones de derechos humanos locales e internacionales. Las acciones policiales y militares dejaron más de 300 muertos, de acuerdo a la CIDH.