Nicaragua: la empresa privada pide a Ortega que devuelva los medios de comunicación confiscados

Las dos principales cúpulas patronales de Nicaragua demandaron este jueves al Gobierno del presidente Daniel Ortega devolver las instalaciones a los medios de comunicación que mantiene "confiscados" desde diciembre pasado en el marco de la crisis que atraviesa el país desde hace más de un año.


En rueda de prensa conjunta, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) también exigieron a Ortega "que cese la represión y la censura a la libertad de prensa a los medios independientes".


En particular, el Cosep y Amcham exigieron la devolución del canal de televisión 100 % Noticias, que se encuentra ocupado por la Policía Nacional desde el 21 de diciembre pasado.


También el edificio donde funcionan las salas de redacción de los medios Esta Semana, Esta Noche, Confidencial y Niú, de propiedad privada y dirigidos por el periodista Carlos Fernando Chamorro, que se tuvo que marchar al exilio a Costa Rica por amenazas.


"Se ha atacado no solo la libertad de prensa, sino el derecho a la propiedad y la libertad de empresa o económica", señaló Aguerri, que calificó esas medidas de "inconstitucionales".


El dirigente empresarial instó al Estado a revertir "todas estas acciones ilegales que han sido contra el sector privado y de manera particular contra esos medios".


Durante la conferencia, tanto Chamorro -vía Skype- como Miguel Mora, director y propietario del canal de televisión 100 % Noticias y que fue liberado hace dos meses tras permanecer seis meses en prisión, explicaron las ilegalidades cometidas por el Gobierno de Ortega en contra de los medios que dirigen.


En diciembre pasado, la Policía de Nicaragua allanó y se tomó por la fuerza el edificio donde funcionan las revistas digitales Confidencial y Niú, y los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche, que, al parecer, según su director Chamorro, el Gobierno las quiere vincular con el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), al que la Asamblea Nacional, controlado por el oficialismo, le retiró su personalidad jurídica.


En tanto, 100 % Noticias fue allanado en diciembre pasado y ese mismo día el estatal Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ente regulador del sector, ordenó a las operadoras de televisión por suscripción retirarlo de su menú, lo que ya ocurrió.
 

Asimismo, las dos cúpulas empresariales demandaron la entrega de la materia prima que mantiene retenida "ilegalmente" a los periódicos del grupo Editorial La Prensa y Editorial Nuevo Amanecer.


Otra de sus peticiones es el cese al acoso y asedio a los medios de comunicación y a los periodistas independientes de Nicaragua, y el total esclarecimiento del asesinato del periodista Ángel Gahona, ocurrido en abril de 2018.


Fruto de la violencia y el asedio de la Policía y oficialistas, al menos 90 periodistas se han tenido que ir del país, según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que también registra al menos 1.080 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinato, entre otras transgresiones.


Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 595 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.